Puñales por la espalda


Título original:
Knives out
Duración: 2hrs 10mins
País: Estados Unidos
Año: 2019
Director: Rian Johnson
Guión: Rian Johnson
Reparto: Daniel Craig, Ana de Armas, Christopher Plummer, Chris Evans, Jamie Lee Curtis, Don Johnson, Toni Collette, Katherine Langford, Michael ShannonJaeden Martell, Riki Lindhome, K Callan, LaKeith Stanfield, Noah Segan, Edi Patterson, Frank Oz, Joseph Gordon-Levitt
Género: Crimen. Intriga. Comedia.
Mi puntuación:   8 / 10

Benoit Blanc (a quien interpreta un Daniel Craig más divertido que nunca) es un famoso detective al que alguien, de forma anónima, ha contratado para investigar la extraña muerte de un aclamado escritor de novelas de misterio llamado Harlan Trombley (Christopher Plummer), quien aparentemente se ha suicidado en su enorme mansión pocas horas después de celebrar su 85 cumpleaños con toda su familia, eligiendo un método tan atípico como el de rebanarse el pescuezo, lo cual crea bastantes dudas acerca de si no habrá alguien más involucrado en su muerte. Por esta razón, el detective y un par de policías interrogarán a todos los miembros de la adinerada familia Trombley y a su asistenta Marta (Ana de Armas), que también estuvo presente en la celebración ya que estaba muy unida al fallecido, lo que sacará a la luz montones de celos, envidias y trapos sucios mientras la verdad, lejos de aclararse, parece ser cada vez más confusa. Ese es el punto de partida de una de las películas más exitosas de este final de año y que a mí me ha hecho pasar un gran rato, siendo hasta ahora uno de los filmes que más recomendaría ver de este 2019 que está a punto de concluir.

En realidad Puñales por la espalda no hace nada más (ni menos) que jugar con los clásicos ingredientes de este tipo de historias, ya sea en formato de película, serie o novela: dotar de un posible móvil a todos los personajes para que inicialmente podamos sospechar de todos ellos, mostrarnos las relaciones entre los protagonistas, ir dando información de forma dosificada a base de flashbacks o de los distintos puntos de vista de los implicados, hacer que las pistas apunten poco a poco a solo uno o dos de los personajes y parezcan descartar al resto, etc. Todo ello aderezado en esta ocasión, aunque en eso tampoco es un filme innovador, con unos toques de humor e ironía que, eso sí, encajan de maravilla en la narración. Los diálogos son ingeniosos y algunos de ellos muy divertidos, e incluso se percibe cierta parodia-crítica a las clases altas y a la «aristocracia» moderna. Pero el humor no solo está presente en las conversaciones, la cinta también contiene algunos gags visuales muy graciosos, especialmente los que involucran a la bisabuela o a un peculiar defecto que tiene el personaje de la asistenta latina interpretada por Ana de Armas.

Por otra parte hay que mencionar que los giros de guión, elemento clave de toda película de intriga, funcionan perfectamente y además son bastante creíbles, dentro del tono humorístico del relato. Pero no solo eso, también me han sorprendido gratamente varias veces ya que en algunos momentos he buscado, parafraseando al detective protagonista, «agujeros de donut» en el guión, como siempre hago por defecto, y cuando creía haberlos encontrado, en la siguiente escena descubría que estaba equivocado y que todos los detalles casan perfectamente. Es decir, que el guión escrito por el también director de la cinta Rian Johnson está muy cuidado y trabajado.

Quizás el mayor defecto de la película sea precisamente que, para demostrar lo minuciosamente estudiado y elaborado que está el guión, en una de las últimas escenas el detective nos ofrezca una larga «explicación magistral» en la que resuelve todas las dudas planteadas. Este recurso no me ha convencido del todo, no tanto por ser algo tópico como por ser quizás innecesario exponer tan claramente todo. Si bien sirve para recalcar que no hay lagunas ni fisuras en lo que hemos visto, de haber dejado un poco más a la imaginación del espectador, haciéndole cavilar por sí mismo la forma en la que todo encaja, hubiera dado mucho más juego, sobre todo en modo de debate al salir de la sala. Eso habría hecho que fuera una película más «duradera», de esas que te hacen seguir pensando, analizando y exprimiendo (y disfrutando, por tanto) cada giro o detalle mucho después de haber terminado de verla. Pero así, de la forma en que se resuelve toda la trama, no hay mucho debate posible porque todo queda perfectamente engarzado.

Ese es el único pero que le pongo, porque por lo demás es un gran divertimento que capta completamente la atención del espectador desde el principio y le adentra en este Cluedo de algo más de dos horas que se pasan volando entre pistas, giros y risas. Tanto por lo ya comentado como por la excelente labor de ambientación (la mansión es la típica que todos imaginaríamos en este tipo de historias, con el añadido de una decoración un tanto friki-siniestra en la que destaca el «trono de puñales» que da nombre al filme en nuestro país -por una vez, el título traducido me gusta más que el original-), el acertadísimo ritmo (que conjuga con maestría momentos de pausa con escenas en las que suceden o se revelan muchas cosas de golpe) y las solventes interpretaciones de un elenco repleto de rostros conocidos, entre los que destacaría la confirmación de que Ana de Armas es una de las actrices que más van a dar que hablar los próximos años.

Este caso es como el agujero de un donut. Pero si lo miramos más de cerca, veremos que no es un agujero sino un donut más pequeño con su propio agujero…
¡¡así que nuestro donut no está completo en absoluto!!

1 espectador ha dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.