Campeones


Título original:
Campeones
Duración: 2hrs 4mins
País: España
Año: 2018
Director: Javier Fesser
Guión: David MarquésJavier Fesser
Reparto: Javier GutiérrezAthenea MataJuan MargalloJesús VidalRoberto ChinchillaJosé de LunaGloria RamosSergio OlmosJesús LagoAlberto NietoJulio FernándezFran FuentesStefan LópezLuisa GavasaLaura BarbaDaniel FreireLuis BermejoVicente GilItziar Castro
Género: Comedia. Drama.
Mi puntuación:  8 / 10

Marco Montes (Javier Gutiérrez) era el segundo entrenador del Estudiantes de baloncesto de la Liga ACB hasta que el club le despide a causa de un bochornoso enfrentamiento con su primer entrenador. Sumido en una grave crisis personal, porque también tiene problemas con su mujer Sonia (Athenea Mata), una noche sufre un accidente tras haber estado ahogando sus penas en un bar y por ello es condenado a prestar servicios comunitarios entrenando a un equipo de baloncesto formado por personas con discapacidad intelectual, llamado ‘Los Amigos’.

Este tremendo paso atrás en la carrera profesional de Marco también va a ofrecerle a su vez una gigantesca lección de vida, ya que a raíz de ello volverá a adquirir valores tan esenciales (es de suponer que antes ya los tuvo para poder llegar hasta donde ha llegado, aunque ahora parezca tenerlos muy olvidados) como lo son la humildad, el respeto, la empatía, el trabajo en equipo, la perseverancia y el esfuerzo. Su «condena» en realidad es un baño de humanidad que hace que el Marco del final del filme apenas parezca la misma persona que el altanero Marco del comienzo.

Y todo eso lo reaprende trabajando y conviviendo con ese gran grupo de personas con discapacidad intelectual que integran ‘Los Amigos’. Ellos son el verdadero motor de la película, más que el propio protagonista, y Fesser ha logrado que hagan reír al espectador a carcajadas con sus ocurrencias y su forma de ver las cosas, pero siempre desde el más absoluto respeto (algo tan obvio que ni haría falta reseñar). La aparición a mitad del filme del personaje de Collantes, interpretado por una desternillante Gloria Ramos, remata a lo grande el apartado cómico cuando quizás parecía que ya no podía dar mucho más de sí en ese sentido y que la cosa se tornaba más seria o dramática. Pero destacarla solo a ella sería injusto, todos los demás Amigos (Roberto Chinchilla, José de Luna, Sergio Olmos, Jesús Lago, Alberto Nieto, Julio Fernández, Fran Fuentes, Stefan López y Jesús Vidal, nominado con merecimiento al Goya al mejor actor revelación al igual que la propia Gloria) tienen sus momentos estelares y el conjunto tan atípico y heterogéneo que conforman resulta francamente entrañable.

Pero a la vez que nos divierte, la película también nos emociona en no pocas escenas. Algunas de ellas porque muestran de maravilla el afán de superación que tienen los protagonistas (y quienes les interpretan), como por ejemplo la del personaje que se enfrenta a la ducha pese a tener un absoluto pavor al agua desde niño, y otras porque reflejan muy bien lo que para ellos suponen la amistad y la solidaridad o la importancia que dan  a cualquier muestra de cariño. Habrá quien tache a la película de manipuladora y de buscar la lágrima fácil pero, salvo en alguna contada escena en la que se abusa un poco de «añadidos innecesarios» como elevar el volumen de la música melodramática, a mí me ha parecido que consigue la implicación del espectador y emocionarle de forma muy sencilla y natural. Simplemente por la calidez de los personajes y por la cercanía y encanto de los noveles actores que les dan vida.

En el único aspecto en el que flojea Campeones es en el relato de la vida personal del protagonista. Es lógico mostrarla para comprender mejor su forma de ser y el por qué de su comportamiento, lo que ocurre es que los problemas que tiene con su mujer o con su madre (aunque esta al menos pronuncie alguna frase divertida) no son ni muy interesantes ni originales, aunque peor aún es la aparición de un excompañero de equipo (y supuesto amigo) intentando ligar con su mujer aprovechando el bache que ambos atraviesan. Son escenas que no aportan prácticamente nada y que te hacen desear que vuelvan a aparecer ‘Los Amigos’ en pantalla cuanto antes, pero por fortuna no son muchas.

También es obvio que la historia que narra hay que tomársela más como una especie de cuento que como algo realista, porque en ella todo termina saliendo muy bien y siendo muy bonito, además de ofrecer unas reflexiones y moralejas muy «bondadosas». Pero vista como eso, como un amable cuento, resulta una película realmente satisfactoria, divertidísima y muy emotiva. Así que me alegro mucho del éxito que tuvo en nuestras taquillas el año pasado, porque de vez en cuando también hacen falta historias así para animarnos un poco y hacernos ver el lado más positivo de la vida. Por eso, creo que es una de las películas de 2018 de las que mejores recuerdos tendré dentro de unos años.

No te preocupes entrenador,
yo tampoco querría tener un hijo como nosotros.
Pero sí me gustaría tener un padre como tú.

 

2 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.