Calibre


Título original: 
Calibre
Duración: 1hr 41mins
País: Reino Unido
Año: 2018
Director: Matt Palmer
Guión: Matt Palmer
Reparto: Jack LowdenMartin McCannTony CurranCal MacAninchKate BrackenIan PirieKitty LovettCameron JackDonald McLeary, George Anton
Género: Thriller.
Mi puntuación:  7 / 10

.

Dos jóvenes amigos que llevan mucho tiempo sin verse deciden pasar un fin de semana en un recóndito pueblo de las Highlands escocesas para celebrar que uno de ellos va a ser padre. Su plan es simple: beber en el único pub de la pequeña población por la noche e ir de caza a los bosques cercanos durante el día.

Al principio todo va según lo previsto porque, a pesar de algún roce con varios lugareños que miran con desconfianza a los “forasteros” recién llegados, los protagonistas rápidamente entablan una amistosa conversación con quien parece ser una de las personas más importantes del pueblo y también con un par de atractivas chicas, con las que terminan compartiendo bebidas, risas e incluso algo más por la noche. Pero todo cambia al día siguiente, cuando durante la jornada de caza se produce un fortuito pero fatal accidente. Por fortuna, o por desgracia, nuestros dos protagonistas son los únicos que lo han presenciado.

Tras esa impactante e inesperada escena, de la que no daré más detalles por no caer en spoiler (aunque con los datos que ya he dado creo que es bastante fácil hacerse una idea de qué es lo que sucede), la película nos sumerge en el conflicto moral que se les plantea a los chavales. ¿Qué deberían hacer ante esa situación? ¿Es justificable lo que deciden y hacen? ¿En esos casos se puede actuar con lógica, como parece que pretende uno de ellos, o siempre predomina el instinto de supervivencia, como al final parece imponer su compañero? ¿O acaso se trata más bien de egoísmo o incluso de falta de escrúpulos? La reacción de los protagonistas es lo que hace que el filme gane interés, tanto por esos debates que plantea como por la curiosidad que genera el ver cómo salen del embrollo en el que se han metido sin querer… o, quién sabe, ver cómo se enredan aún más en él con sus decisiones.

A su vez, en el pueblo el ambiente se va crispando al notar el cambio de comportamiento de los protagonistas tras el accidente, del que los lugareños que no tienen conocimiento alguno. Si varios de sus habitantes ya se mostraban claramente recelosos desde el principio ante la presencia de los dos jóvenes, las cautelas se van extendiendo al resto de los vecinos al ver que los chicos se empiezan a mostrar más esquivos y nerviosos que el primer día, sin motivo aparente. Esto hace que la tensión vaya in crescendo con el paso de los minutos, porque parece claro que antes o después les van a pillar. Ellos lo saben y el espectador también.

Quizás el desenlace, pese a que resulta demoledor, se podría haber resuelto mejor ya que hay algunos detalles que chirrían un poco y que con un guión un poco más trabajado se podrían haber evitado. También es obvio que para poder disfrutar de la película hay que ser un poco tolerante con algunas “casualidades” que se dan en su trama.

Pero, por lo demás, se trata de un filme bastante bien rodado a pesar de los, intuyo, pocos medios disponibles y que, sobre todo, tiene la capacidad de enganchar e ir aumentando la tensión durante la hora y media que dura, además de hacer que te involucres en la historia preguntándote qué harías tú en una situación similar a la que envuelve a los protagonistas. Seguro que todos pensamos que actuaríamos de la forma moralmente correcta y que haríamos lo que éticamente se “debería” hacer en esos casos. Pero claro… una cosa es la teoría y otra, imagino, la reacción práctica o instintiva si te ves atrapado en una situación así.

Interesante debut de Matt Palmer, que escribe y dirige el filme. No ofrece nada nuevo y, de hecho, recuerda a otros thrillers secos y duros tanto por su forma como por lo que nos plantea (Perros de paja Defensa, por ejemplo, salvando las abismales distancias entre aquellas y esta), pero después de verla no tienes la sensación de haber perdido el tiempo con ella. Todo lo contrario.

—Todo lo que he hecho ha sido para protegernos. ¿Y dices que me equivoqué?
—Sabes que sí. Si no, ni me lo preguntarías.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.