La llegada

arrivpost
Título original:
Arrival
Duración: 1 hr 56 mins
País:
 Estados Unidos
Año: 2016
Director: Denis Villeneuve
Guión: Eric Heisserer
Reparto: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, Michael Stuhlbarg, Abigail Pniowsky, Tzi Ma, Frank Schorpion, Mark O’Brien, Julian Casey, Leisa Reid
Género: Ciencia ficción. Thriller. Drama.

Mi puntuación:  8 / 10
.

Trailer en versión original subtitulada:

Doce inmensas naves extraterrestres llegan a diferentes puntos de la Tierra, desatando el pánico y el caos entre la población de todo el planeta mientras los dirigentes de las principales potencias mundiales se debaten entre afrontar la situación de forma belicosa o contactar con los alienígenas para saber de dónde vienen y, sobre todo, cuáles son sus intenciones. Para dar respuesta a estas preguntas, el gobierno de Estados Unidos reclutará a través del coronel Weber (Forest Whitaker) a una prestigiosa traductora experta en lingüística que ya colaboró con ellos años atrás, la doctora Louise Banks (Amy Adams), y a un reputado científico (Jeremy Renner), quienes viajarán a Montana para intentar comunicarse con los extraños seres que ocupan una de las naves.

Este punto de partida da pie a una primera hora de película realmente intrigante, en la que asistiremos totalmente inquietos y expectantes a los intentos de los protagonistas de entablar una comunicación con los extraterrestres. Toda esa parte es fascinante y nos sentiremos tan desconcertados como los propios personajes mientras se acercan por primera vez a la extraña nave, descubren la distinta forma en que funciona la gravedad en ella, asisten perplejos (y aterrados) a la aparición de los dos alienígenas o prueban distintas formas de establecer contacto con ellos sin tener idea alguna de cómo reaccionarán estos, entre otras cosas. Imposible despegar la vista de la pantalla durante todo ese proceso de «acercamiento», la inmersión es tal que llegas a sentirte un protagonista más y a tener tanta incertidumbre como ellos. El miedo y la fascinación ante lo desconocido no podría haberse expuesto de mejor forma que aquí, y el proceso de descifrar el «lenguaje» de los alienígenas también es apasionante.

Todo ello está mostrado de forma mucho más realista que lo que suele ser habitual en el «cine de extraterrestres», sin abducciones o misiles por doquier u hordas de seres arrasando ciudades enteras. Aquí la catástrofe la provocan los propios humanos, no los alienígenas. Soy uno de esos convencidos de que «ahí fuera» tiene que haber más vida de la que conocemos aunque sea por pura estadística y que ésta no tiene por qué ser mala u hostil, y también me encanta (pese a que, en cierto modo, también me «asusta» un poco) leer teorías sobre todo ello tan interesantes como la paradoja de Fermi, por poner un conocido ejemplo. Por ello, me ha parecido muy acertado plantear una ¿visita? alienígena de un modo en el que la principal cuestión a resolver es la de cómo comunicarse con ellos, antes de reaccionar de forma agresiva sin más. Si alguna vez sucede algo parecido, creo que lo primordial sería eso, intentar hablar con ellos, conocerles o incluso aprender de su ciencia si es posible, antes que analizar cómo y cuándo es mejor atacarles para «que se vayan».

La segunda parte del filme, lo que viene a ser el desarrollo y desenlace de la trama una vez que ya se empiezan a poder comunicar con los extraterrestres, no me ha entusiasmado tanto, aunque me ha resultado tan desconcertante que mi interés no ha decaído en ningún momento mientras esperaba ansioso cómo iba a terminar todo. Pero, por decirlo a grandes rasgos sin caer en spoilers concretos, la idea de que el tiempo (futuro y pasado) pueda ser algo no lineal nunca me terminará de convencer del todo (ya los hemos visto antes en montones de películas o series), quizás porque me resulta demasiado inconcebible compleja para limitado conocimiento, y esta no ha sido una excepción. Aun así, el recurso de los flashbacks para mostrarlo sí que me ha parecido totalmente acertado y los «giros sorpresa» me han convencido a pesar de que alguno se pudiera adivinar con antelación.

Que Denis Villeneuve dirija la función con tanto acierto en el manejo del ritmo como estilo es algo que ya no debería sorprender a nadie, porque cualquiera que haya visto sus anteriores películas más conocidas (Incendies, Enemy, Sicario o, sobre todo, la magnífica Prisioneros) sabe que este canadiense siempre ofrece algo distinto a lo habitual. Y además es capaz de hacerlo en varios géneros distintos sin problemas, o al menos así lo ha demostrado hasta ahora. Visualmente es un producto fascinante, sin florituras ni adornos pero sorprendente en muchos de sus detalles (aunque el diseño de los alienígenas me ha parecido chocante, cuanto menos) y plagado de espectaculares planos.

Por si todo ello fuera poco, los escasos protagonistas del filme están totalmente convincentes, especialmente una Amy Adams que desde ya es favorita clara a todos los premios «gordos» del año. Y lo es gracias a una actuación aparentemente sencilla pero totalmente convincente y eficaz a la hora de transmitir emociones al espectador.

Poco más se le puede pedir a una historia de ciencia ficción porque, como ya he comentado antes, si no me ha parecido redonda es por mi propio rechazo a casi todo lo que involucre esa idea de que el tiempo pueda ir «hacia adelante» o «hacia atrás», por así decirlo, no por demérito de la propia película o de la historia que cuenta. Así que otra que va directa a mi top 10 del año, segunda entrada seguida en la que repito lo mismo… ojalá siga la buena «racha».

Si ahora mismo pudieras ver toda tu vida ante ti, de principio a fin, ¿cambiarías algo?
.

2 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.