Buscando a Dory

FindDorPst

Título original:
 Finding Dory
Duración: 1hr 43mins
País:
 Estados Unidos
Año: 2016
Directores: Andrew Stanton, Angus MacLane
Guión: Andrew StantonVictoria Strouse
Género: Animación. Aventuras. Comedia.

Mi puntuación:  7 / 10

.

Trailer (versión española):

Tras arrasar las taquillas estadounidenses y convertirse en la película de animación que más ha recaudado en dicho país el fin de semana de su estreno, el miércoles pasado llegó a los cines españoles la esperadísima secuela de uno de los títulos más icónicos de Pixar: Buscando a Nemo. Ni más ni menos que trece (largos) años han pasado ya desde que se estrenó aquella, así que el hype de niños, jóvenes nostálgicos e incluso no tan jóvenes estaba por las nubes.

En esta ocasión, la acción tiene lugar un año después de los acontecimientos que vimos en esa primera película y la gran protagonista ahora es Dory, la pez cirujano con problemas de memoria a corto plazo que quizás fue el personaje que más carcajadas logró sacar al público en la película original. Tras tener un sueño en el que ha recordado repentinamente algún momento de su infancia, decide buscar a sus padres para volver a estar con su familia, y para lograrlo contará con el apoyo de sus amigos Nemo y Marlin, a quienes ya conocimos en el filme orginal, así como de otros nuevos compañeros que se irán cruzando en su camino.

La falta de memoria de Dory ya dio gran juego en la primera entrega y muchos de los mejores gags de la película se debieron a esa circunstancia, así que os podéis imaginar lo que sucede en esta segunda parte en la que es la protagonista casi absoluta. Los guionistas han explotado muy bien la estimulante idea de colocar a un personaje así de olvidadizo en mitad de una búsqueda llena de peligros y aventuras, porque gracias a su «defecto» podremos asistir a escenas divertidísimas y a otras realmente tristes (imposible no conmoverse al ver a la Dory «bebé» preguntando por sus padres), así como vivir momentos emocionantes e incluso cargados de tensión e incertidumbre, todos ellos provocados fundamentalmente por sus despistes.

El principal defecto que se le puede achacar a la cinta es cierta falta de originalidad, ya que su desarrollo es muy similar al de la primera entrega e incluso algunos gags parecen casi calcados a los de aquella. Los guionistas parecen no haber querido arriesgar lo más mínimo por lo que es fácil saber qué ocurrirá en casi todo momento, aunque esto también es en cierto modo comprensible porque si algo funciona ¿para qué cambiarlo?

Eso pueden haber pensado los responsables de la película, y lo cierto es que en este caso ese defecto es a la vez virtud, porque quizás si hubieran decidido introducir demasiados elementos nuevos o haberle dado alguna vuelta de tuerca al espíritu del primer filme, los personajes y sus peripecias podrían no haber resultado igual de entrañables. Así que esa continuidad no solo es comprensible, sino que también es en cierto modo elogiable porque a veces es casi más difícil «contenerse» que dar rienda suelta a la creatividad desmedida.

Además, los pocos elementos nuevos también funcionan y encajan perfectamente en esta nueva aventura sub(y «sobre»)marina. Cuando digo elementos, me refiero casi exclusivamente a los nuevos personajes que veremos, como un pulpo muy cascarrabias llamado Hank, la «tiburona» medio ciega Destiny, una pareja (o trío, mejor dicho) de cachondos leones marinos o el atolondrado pájaro Becky, entre otros. Todos ellos tienen el suficiente carisma y protagonismo como para ganarse al público y hacerle reir con ganas en un buen puñado de escenas.

En resumen, Buscando a Dory no nos ofrece prácticamente nada nuevo, pero este «más de lo mismo» es tan disfrutable como la original Buscando a Nemo. Así que si os gustó aquella no dudéis en ir a ver esta porque no os decepcionará, y los niños que se encuentren por primera vez con Nemo, Dory y compañía seguramente saldrán encantados del cine. Aunque en mi opinión está un par de peldaños por debajo de la mejor cinta de animación que se ha estrenado en 2016: Zootrópolis. Parece que Disney ganará su particular duelo a Pixar este año.

Para ser alguien que tiene tres corazones eres un poco borde, ¿eh?


(Dory a su nuevo compañero, el pulpo Hank)

1 espectador ha dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.