Star Wars: El despertar de la Fuerza


StWForce
Título original:
Star Wars ep. VII: The Force awakens
Duración: 2hrs 15mins
País:
Estados Unidos
Año: 2015
Director: J.J. Abrams
Guión: Lawrence KasdanJ.J. AbramsMichael Arndt
Reparto: Daisy RidleyJohn BoyegaHarrison FordAdam DriverOscar IsaacCarrie FisherDomhnall GleesonAndy SerkisPeter MayhewAnthony DanielsMax von SydowLupita Nyong’oGwendoline ChristieSimon PeggIko UwaisYayan RuhianKen LeungHarriet WalterGreg GrunbergJessica HenwickDaniel CraigThomas Brodie-SangsterMark HamillEwan McGregor
Género: Ciencia ficción. Aventuras.

Mi puntuación:  7,5 / 10

.

Trailer (versión original con subtítulos):

No me considero un fan acérrimo del universo galáctico que ideó George Lucas allá por los años 70, aunque tanto las películas «nuevas» como las «viejas» me parecen muy entretenidas y divertidas en general (a excepción de la soporífera El ataque de los clones). Vamos, que me gusta ver las andanzas de los jedi, el Imperio, Han Solo, Yoda y compañía, pero no llego al punto de saberme los nombres de todos y cada uno de los estrambóticos personajes que salen a lo largo de ellas ni de su numerosas naves y «cacharros». Así que ayer fui a verla al cine con ganas pero sin unas expectativas tan elevadas que me hicieran centrarme más en los posibles fallos que en el propio disfrute de la aventura.

En esta ocasión la historia tiene lugar más de 30 años después del final de El retorno del jedi. Tras la victoria de los rebeldes sobre el Imperio se reestableció el gobierno de la República, pero también surgió una nueva fuerza malvada llamada la Primera Orden, cuyo líder Kylo Ren (Adam Driver) no solo quiere destruir la inestable paz existente sino también acabar con el último jedi vivo: Luke Skywalker (Mark Hamill). El problema es que nadie sabe dónde está Luke, así que el objetivo de la Resistencia que lucha contra los malvados y de la que forman parte veteranos héroes como Leia (Carrie Fishero Han Solo (Harrison Ford) será llegar hasta él antes que Ren y los suyos. Para ello contarán con la ayuda de algunos inesperados compañeros nuevos como la chatarrera Rey (Daisy Ridley), un pequeño robot llamado BB-8 o Finn (John Boyega), un soldado desertor de la Primera Orden.

No es necesario que transcurran demasiados minutos para ver que esta nueva película no deja de ser una especie de «refrito» de todas las anteriores, especialmente las de la trilogía original: personajes nuevos que adoptan la misma función (o incluso la misma personalidad) que algunos de los antiguos, situaciones que vuelven a repetirse, «confesiones» que se diferencian bien poco de algunas de las que ya habíamos oído antes en la saga, etc. Esto puede ser bueno o malo, según se mire, pero hace que toda la trama sea bastante predecible, incluida la escena que sin duda impactará más al público (especialmente a los mayores fans de la saga), que se ve venir mucho antes de que suceda. Además, los «misterios» o cuestiones que no se pueden predecir (como el origen de ciertos personajes nuevos) las resuelven los propios guionistas demasiado pronto, perdiendo ese componente de intriga que quizás deberían haber intentado explotar un poco más.

Pero, por lo demás, la película es un auténtico espectáculo, un disfrute puro y duro, divertido y emocionante gracias a una excelente combinación de aventuras y acción salpicada por constantes golpes de humor (casi todos los personajes tienen sus momentos graciosos, aunque el que se lleva la palma es el gran Chewbacca sin duda). Narrada con un ritmo tremendo que apenas da un minuto de descanso al espectador pero sin llegar a aturdirle, con una banda sonora de John Williams que hace lo mismo que la propia película «limitándose» a seguir la estela marcada por sus propias composiciones previas (aunque con eso es más que suficiente), técnicamente está incluso por encima de lo esperado porque los efectos especiales resultan auténticos y naturales. Están al servicio de la película, no la película a su servicio; es decir, no quitan protagonismo o atención alguna a lo que realmente importa: la historia y los personajes.

Unos personajes que seguramente sean la principal clave del tremendo éxito que tiene esta saga y que hacen que año tras año nuevos fans de todas las edades se suban a «su carro». A pesar de que Harrison Ford ya no esté para pegarse muchas carreras huyendo de peligrosos perseguidores o de que Carrie Fisher haya perdido casi todo el atractivo de su juventud (aunque a mí nunca me dijo gran cosa, sinceramente), ver de nuevo a Han Solo, con la misma picardía y carisma de siempre, y a la princesa Leia compartiendo pullas y confidencias sigue teniendo el mismo encanto que hace casi 40 años. También Chewbacca y los robots siguen siendo tan entrañables como lo eran entonces.

En cuanto a los personajes nuevos, el piloto Poe Dameron al que interpreta Oscar Isaac es un «plagio» del propio Han Solo (pero, por eso mismo, cae bien), la miope Maz Kanata toma el relevo del maestro Yoda como fuente de sabiduría y el robot-balón BB-8 tiene momentos muy divertidos (aunque cuando le vemos rodar en primer plano es inevitable anhelar que aparezca Roberto Carlos y lo cuele por la escuadra con un zurdazo de los suyos). Pero es el personaje de Rey el que mejor elaborado está de esta nueva hornada, una protagonista a la altura de lo esperado con una personalidad atractiva y una historia sólida detrás de ella (y bien interpretada por la desconocida Daisy Ridley, por cierto). Puede dar mucho de sí. En cambio, Finn me ha parecido bastante más soso que ella (quizás sea por la descafeinada labor de John Boyega), aunque las grandes decepciones han sido los dos villanos Kylo Ren (una suerte de «quiero y no puedo» de Darth Vader) y el General Hux, a los que interpretan Adam Driver y Domhall Gleeson respectivamente. Por mucho que critiquen los fans a la primera entrega de la trilogía «nueva», La amenaza fantasma, su villano Darth Maul imponía muchísimo más respeto que estos dos simplemente con su aspecto.

Así que arranca bien esta nueva trilogía, con una película que seguramente contentará tanto a la mayoría de los fans más entusiastas de la saga como a los que simplemente nos divertimos viéndolas, como es mi caso. Me parece recomendable incluso para la gente que no haya visto jamás ninguna de las seis anteriores porque, aunque no puedan captar las numerosas referencias y homenajes que se hacen a ellas y en algunos momentos se pierdan entre tanto nombre y personaje, seguro que también pasan un rato como mínimo entretenido y ameno.

Ah, y que sepas que las mujeres siempre terminan descubriendo la verdad. Siempre.

.

5 espectadores han dejado su opinión

  • Para los que «tenemos una edad» y nos «criamos» con la primera saga de la Guerra de las Galaxias, ésta película es ideal porque es una continuación muy bien llevada de aquellas primeras películas. Volver a vivir aventuras con Han Solo ha sido un placer.
    Los nuevos personajes han sido una gratificante sorpresa para mí, así como los sketchs divertidos, salvo el nuevo villano de máscara negra que al igual que para ti, también a mi me resultó algo decepcionante.
    De los antiguos personajes la actuación de Carrie Fisher me pareció de lo peor de la película. Debe ser que con la edad y los años se le ha olvidado interpretar.
    Yo me lo he pasado genial viéndola y sin duda la recomiendo !!

    • Pues los que tenéis «cierta edad» como tú dices (aunque tampoco es tanta) sois la clave de que esté arrasando en taquilla casi más de lo previsto… porque ya no vais solos, ahora vais con vuestros hijos que también terminan haciéndose fans de la saga, jeje. Pero por algo será que engancha a tantas generaciones distintas.
      La verdad es que Harrison Ford vuelve a estar perfecto haciendo de Han Solo, pero Carrie Fisher… nunca me pareció buena actriz, lo bueno en todo caso era su personaje. Ahora ya casi ni eso.
      Pero sí, se pasa un gran rato con ella así que a ver si las próximas entregas siguen a este nivel 🙂

  • Efectivamente la película es muy entretenida y realiza a la perfección su función, que no es otra que la de entretener, pero hay un peligro muy serio de que la línea argumental se convierta en un bucle. En esta ocasión eso no ha sido un lastre, sobre todo para el público más maduro, al que la nostalgia ha hecho valorar positivamente esos trasuntos de la historia y de los personajes, pero en un futuro esto podría enquistar la saga y hacerla perder fuelle sin remedio. Creo que debería tomar otro camino para no agotar a los espectadores.
    Tampoco me parece correcta la presentación de la realidad política de la Galaxia, creo que está muy mal explicada. Alguien que no haya buscado información extra y solo vea la película no podrá comprender lo que allí pasa con claridad (también es verdad que a la mayoría del público esto le da igual, le basta con saber que el dualismo cosmogónico sigue presente en la saga), República, Primera Orden y Resistencia no quedan claramente definidas en cuanto a su realidad política y estructura de poder.

    • Supongo que en las próximas entregas el argumento no volverá a seguir estas mismas pautas y los guionistas innovarán un poco. Espero que no tengamos que ver la que sería la cuarta Estrella de la Muerte en ocho películas, porque solamente con eso demostrarían que el filón se ha agotado.
      Sobre el asunto «político» no lo había pensado pero tienes razón, alguien que no conozca las tramas de las películas previas puede llegar a confundir a la Resistencia con la República, por ejemplo. Pero seguramente no sean muchos quienes vean esta entrega sin haber visto las anteriores o sin tener alguna idea de qué va la historia…
      Saludos.

  • Pingback: Música de película: Creed – Toma Primera

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.