Southpaw

SouthPwPs.
Título original:
 Southpaw
Duración: 2hrs 3mins
País:
 Estados Unidos
Año: 2015
Director: Antoine Fuqua
Guión: Kurt Sutter
Reparto: Jake GyllenhaalRachel McAdamsOona LaurenceForest WhitakerCurtis ’50 Cent’ JacksonMiguel GomezNaomie HarrisBeau KnappSkylan BrooksVictor OrtizDominic ColónPatsy Meck
Género: Drama.

Mi puntuación:  7 / 10
.

Trailer subtitulado en español:

Billy Hope (Jake Gyllenhaal) es un boxeador de peso semipesado que aún no conoce la derrota. Su táctica es simple: recibir un montón de golpes (sin apenas intentar esquivarlos) hasta que su rival se agote y en ese momento atacar de forma contundente. Así ha conseguido conquistar el título mundial pero, justo cuando se encuentra en la cima de su carrera, una tragedia personal destroza su vida y le hace caer en una espiral de ira, resentimiento y violencia que le aleja de todo lo bueno que tenía, incluido el propio boxeo. Su única forma de recuperarse y reencontrarse con la mejor versión de sí mismo será volver a practicar dicho deporte, pero para ello tendrá que empezar de cero y entrenar de forma más inteligente, para lo cual buscará la ayuda de un veterano entrenador que maneja un pequeño gimnasio (Forest Whitaker).

Seguramente a más de uno le resulte familiar esta historia, y es que no son pocas las películas ambientadas en el mundo del boxeo que siguen ese esquema de «ascenso, caída y posterior redención». Ese es su principal problema, que el guión escrito por Kurt Sutter (guionista de series tan aclamadas como Sons of Anarchy o The Shield cuya nueva obra para televisión, The bastard executioner, se estrenó precisamente la semana pasada) sea tan previsible y manido que a los 40 minutos de película (como muy tarde) muchos espectadores pueden anticipar qué es lo que va a suceder desde ese instante hasta el final casi punto por punto. Da la impresión de haber sido escrito con piloto automático, como si fuera un encargo que Sutter tuvo que cumplir para poder cobrar y dedicarse a proyectos más personales, sin ninguna gana de arriesgar o de introducir alguna idea original en un desarrollo tantas veces visto.

Sin embargo, a pesar de tener que cargar con la siempre pesada (y muchas veces fatal) losa de la previsibilidad, la película consigue seguir siendo entretenida casi siempre, gracias en gran parte a la ágil dirección de Antoine Fuqua, un tipo más que curtido en rodar escenas de acción (aunque a veces se recree demasiado en mostrar imágenes de sangre y violencia) e imprimir buen ritmo a los filmes que dirige. Esto queda más que demostrado en las contundentes secuencias de los combates de boxeo, que pueden no ser demasiado realistas pero que son indudablemente espectaculares y logran mantener la atención del espectador.

Pero no solo es entretenida, también es capaz de conmover en unas cuantas escenas, especialmente en las protagonizadas por Billy Hope y su hija. Jake Gyllenhaal vuelve a ofrecer otra grandísima actuación en el rol de un personaje «límite» (como ya hiciera el año pasado, sin ir más lejos, en la infravalorada Nightcrawler), capaz de resultar irascible, peligroso, frágil y vulnerable casi al mismo tiempo, aunque probablemente sea olvidado una vez más cuando llegue el momento de que los «académicos» premien las mejores actuaciones del año. Junto a él no desentona en absoluto la pequeña Oona Laurence, que realiza una interpretación creíble y emotiva, algo que pocos actores infantiles consiguen con tanta naturalidad. Ambos son, sin duda, lo mejor de una película que dista mucho de ser una obra maestra pero que cumple más que sobradamente con su función de entretener e incluso emocionar al público.

Por ello, resulta difícilmente entendible que, habiéndose estrenado en casi todo el mundo entre julio y agosto y pudiendo comprarse ya en preventa en DVD en sitios como Amazon (en versión original, claro), aún no tenga ni siquiera fecha de estreno programada en España. Y eso a pesar de contar con un actor tan de moda como Jake Gyllenhaal secundado por todo un ganador de un Oscar como Forest Whitaker, dirigidos por un realizador quizás no prestigioso pero sí de sobra conocido como Antoine Fuqua, con la participación de un guionista tan al alza gracias a sus trabajos televisivos como Kurt Sutter y que incluso podría jugar con la baza de ser uno de los últimos trabajos del tristemente fallecido James Horner (aunque en esta ocasión sus composiciones tengan poca relevancia frente a los predominantes temas de hip hop de gente como Eminem o 50 Cent, quien también actúa en la película).

Pero bueno, ya sabemos que cuando llegue a nuestros cines (si es que lo hace) su distribuidora echará la culpa de su fracaso en taquilla a la piratería, no al hecho de que la estrene muy a destiempo por ahorrarse algo de dinero…

Un luchador solo conoce una forma de trabajar.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.