Música de película: Easy rider

EasySndHace unos días empecé a leer Moteros tranquilos, toros salvajes, una crónica del Hollywood de la década de los 70 (bueno, y finales de los 60) escrita por Peter Biskind que recoge testimonios de actores, directores y demás gente que vivió en primera persona aquella salvaje y creativa época. Por ahora, me está pareciendo francamente interesante así que, si sois cinéfilos y no sabéis a qué libro engancharos, esta puede ser una excelente opción.
Como no podía ser de otra forma viendo su título, dedica buena parte de su comienzo a hablar del difícil (y casi surrealista por momentos) proceso de gestación de Easy rider, una obra que más que película es un mito, un icono para toda una generación de moteros, hippies y otros «espíritus libres», jóvenes de finales de los 60 que se vieron representados de algún modo por unos protagonistas que solo buscaban sentirse libres, hacer lo que más les placiese y probar todo tipo de experiencias (y sustancias) sin prejuicio social alguno y sin hacer daño a nadie: unos perfectos exponentes de la contracultura, en definitiva. Por ello, lo irregular que resultaba el filme y los evidentes fallos «técnicos» que se observaban en él (quizás fallos pretendidos en busca de mayor autenticidad o para salirse de lo establecido, como muchos apuntan) quedaban totalmente eclipsados por su mensaje y sus imágenes.
Y por su música, claro. Una impresionante recopilación de clásicos del rock de los sesenta, en el que no pueden faltar algunos de los temas más conocidos o versiones de artistas como Jimi Hendrix, Bob DylanThe Byrds (y de su cantante Roger McGuinn en solitario), The Band o, sobre todo, los canadienses Steppenwolf. Me jugaría algo a que un gran porcentaje de gente que escucha la palabra «motero» imagina en su mente a un tipo barbudo con cazadora de cuero a lomos de una Harley Davidson y con el Born to be wild de la banda de Toronto sonando a todo volumen, y esto es así por la escena con la que prácticamente arranca la película dirigida por Dennis Hopper (aunque realmente los personajes interpretados por Peter Fonda y el propio Hopper no tuvieran exactamente esa imagen). Y eso que la idea inicial era que de la música se encargase el grupo Crosby, Still & Nash pero, por diversos problemas y enfrentamientos con su representante, finalmente no pudo ser. Por fortuna, ya que dudo que hubieran podido lograr un resultado mejor que la recopilación de diez canciones que terminó siendo la banda sonora. A continuación os dejo las que más me gustan a mí.

Steppenwolf – Born to be wild

The Byrds – I wasn’t born to follow

Smith – The weight

Roger McGuinn – Ballad of Easy Rider

Fraternity of Man – Don’t bogart me

The Jimi Hendrix Experience – If 6 was 9
(extracto de la película)

Steppenwolf – The pusher

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.