Corazones de acero

FuryPost.
Título original:
 Fury
Duración: 2hrs 14mins
País: 
Estados Unidos
Año: 2014
Director: David Ayer
Guión: David Ayer
Reparto: Brad PittLogan LermanShia LaBeoufJon BernthalMichael PeñaAlicia von RittbergAnamaria MarincaJason IsaacsJim ParrackBrad William HenkeKevin VanceXavier SamuelScott Eastwood
Género: Bélico. Drama.

Mi puntuación:  6,5 / 10
.

Trailer subtitulado en español:

Hoy por fin se han estrenado en España dos de las películas más esperadas desde hace meses: Birdman (espero escribir sobre ella en breve) y Corazones de acero. Esta segunda es un drama bélico que no ha sido acogido con demasiado entusiasmo por la crítica y que tampoco ha cautivado al público a pesar de estar protagonizada por una megaestrella del calibre de Brad Pitt. Pero lo cierto es que a mí me ha gustado, o al menos entretenido, bastante más de lo que pensaba tras leer algunas breves reseñas sobre ella.

Es verdad que la película, escrita y dirigida por David Ayer, no aporta prácticamente nada nuevo ni original. Como tantas veces hemos visto ya en filmes de este género, está protagonizada por un grupo de curtidos soldados norteamericanos que constantemente están vacilándose entre sí y metiéndose unos con otros pero que no dudarían en dar su vida por proteger la de sus compañeros, y que se encuentran destinados en Alemania resistiendo a los últimos ataques de un desesperado ejército germano que ya es perfectamente consciente de estar a punto de perder la guerra. Los protagonistas, además, no podrían ser más estereotipados: por un lado tenemos al sargento veterano duro y valiente (Brad Pitt), por otro al soldado bruto (Jon Bernthal), tampoco faltan el recluta «exótico» (en este caso hispano, Michael Peña) ni el religioso (Shia LaBeouf) ni, por supuesto, el novato recién llegado al grupo que nunca ha entrado en combate pero que, muy a su pesar, tendrá que aprender a sobrevivir en el campo de batalla a marchas forzadas (Logan Lerman).

A ese defecto se le añade otro peor: un tramo final en el que estos cinco soldados optan por tomar una decisión francamente absurda (más aún teniendo en cuenta que la guerra estaba prácticamente finiquitada) fruto de un guión que, aunque en algunos tramos evita perfectamente las «americanadas» tan típicas del cine bélico, al final cae en ellas de forma bochornosa. Ese afán por mostrarnos a los protagonistas como héroes salvadores de la Humanidad, o algo parecido, es totalmente innecesario y seguro que es lo que ha causado tan mala impresión a muchos espectadores. Aunque al menos no es un final complaciente o edulcorado como hemos visto en ocasiones en ciertas películas que tratan la II Guerra Mundial desde el punto de vista americano, sino de tono más bien amargo.

Sin embargo, a pesar de ese mal remate y aunque en muchas ocasiones podamos intuir lo que va a pasar o imaginar cómo van a ir evolucionando los personajes, la película es capaz de transmitir tensión y emoción casi siempre y, además, logra que te involucres con el variopinto grupo de protagonistas casi como si fueras uno más de la tropa. El buen rollo que parece haber entre los actores (todos están bien, aunque seguramente el que esté un punto por encima del resto sea Shia LaBeouf en su rol de soldado «predicador» y creyente) es sin duda uno de los puntos fuertes de la película, ya que gracias a ello el ambiente de camaradería que se observa en la cuadrilla de soldados resulta totalmente creíble.

El hecho de que los cinco militares combatan «a bordo» de un tanque (al que bautizan como Fury, de ahí el título original de la película que, una vez más, ha sido traducido o adaptado al castellano de forma realmente lamentable) es quizás el único punto de verdadera originalidad que tiene la película ya que de esta forma veremos escenas de guerra desde un punto de vista no tan habitual en el cine. No recuerdo muchas películas en las que se muestren enfrentamientos entre carros blindados, y menos aún desde el interior de uno de ellos, con la carga adicional de claustrofobia y angustia que esto conlleva. Por otra parte, los efectos visuales y sonoros están bastante logrados, aunque reconozco que los disparos me han recordado a las armas láser que podemos ver en las películas de Star Wars (lo cual me ha descolocado bastante al principio), y las escenas de acción están bien rodadas. Algo más rutinarias me han parecido las escenas dramáticas aunque una de las principales, la que muestra el encuentro de los personajes de Pitt y Lerman con dos mujeres alemanas, probablemente sea la que más recordaré de la película dentro de unos meses.

Por todo ello, y aunque parezca que he escrito tantos aspectos negativos como positivos del filme, me ha dejado buena impresión. No diré que es una película que hay que ver sí o sí, pero al menos entretiene y te hace pasar un buen rato sin quitar los ojos de la pantalla, que no es poco. Aunque hay que ser un poco indulgente con ella para poder disfrutarla, porque si vais a verla en plan «tiquismiquis», en busca de fallos y americanadas varias, las encontraréis con facilidad. Yo he preferido divertirme con el espectáculo que veía sin pensar demasiado, algo que también se agradece de vez en cuando (aunque la historia contenga ciertas reflexiones de interés acerca de la lealtad y el compañerismo o sobre la forma en que nuestro comportamiento cambia radicalmente ante situaciones límite).

Los ideales son pacíficos, la Historia es violenta.

4 espectadores han dejado su opinión

  • Algunas incongruencias llamativas en la película, que tenía buenas intenciones pero que tiene un final imposible de tragar…

    Curioso que una división de las SS con varias cajas de lanzagranadas antitanques, sólo les dispare dos de estos, y el resto de la división se dedique a correr alrededor del tanque para que los barran a tiros… fiuuu…

    Otra curiosidad es que la división antes nombrada marcha cantando y se oye el paso de formación, pero todos van andando desacompasados….

    • No he querido comentarlo tan detalladamente en la entrada por no hacer SPOILER a quien no haya visto la película, pero es evidente que el tramo final es absurdo desde el momento en que los protagonistas deciden enfrentarse a la SS ellos solos, estando la Guerra casi finiquitada y pudiendo además huir para avisar a quienes defendían la ciudad más cercana para reagruparse y hacer frente a ese regimiento alemán con mayor fuerza. Una pena que el guión opte por un final así en busca de soldados-héroes o mártires, porque hasta entonces no era así ni mucho menos.
      Aunque pese a ello, me parece que la película tiene más aciertos que errores.

      Gracias por escribir y un saludo 😉

  • Yo creo que en pocas películas va a haber tanta unanimidad como en esta a la hora de criticar el cambio de rumbo (a peor) que provoca esa parte tan desafortunada del guión.
    Me han sorprendido gratamente los primeros dos tercios de la película, con un ritmo sostenido, una muy buena secuencia (la de las mujeres) y una puesta en escena aceptable. Pero el último tercio, como todo el mundo comenta, es lamentable. Más aún cuando se podía haber creado una situación que lo justificase de forma muy sencilla, sin tocar apenas el guión, solo conque hubiesen herido a uno de los americanos, podíamos haber hecho un esfuerzo a la hora de creernos que sus compañeros daban sus vidas por no abandonarle a su suerte. Pero es que el guión en ese sentido no tiene ni pies ni cabeza, no hay ningún motivo para que se queden, ninguno. Luego, el resto, la ensalada de tiros, incongruencias tácticas y demás, bueno, hasta las podría pasar, pero la inexistente motivación que hace de detonante de la secuencia final le resta uno o dos puntos a la película, sin duda.
    Lo que sí me parece bochornoso es el tema de los rayos de luz (verdes los alemanes, rojos los americanos), no vienen a cuento. La película no es un experimento, no pretende nada más allá de hacer cine bélico al uso, por eso no encuentro explicación a esta patochada.

    • Está claro que ese giro de guión del tercio final no tiene justificación lógica alguna y, como dices, a poco que el guionista hubiera ideado una “excusa” para la decisión que toman los protagonistas de quedarse a defender el tanque, el resto de fallos que tiene en esos últimos minutos se podrían haber pasado por alto. Una pena porque hasta entonces la película iba bien.
      Y lo de las luces en plan Star Wars también me mosqueó bastante al principio, no sé a qué se deben pero sobran, sí.
      Saludos!

Responder a JVilloria Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.