Mis películas «navideñas» favoritas (I): Jungla de cristal

Como dice la canción de Soziedad Alkohólikaotra vez llega la Navidad, la gente emana felicidad… y en las webs y blogs cinéfilos comienzan a aparecer las tradicionales recomendaciones de cine navideño para meternos aún más de lleno en tan bonito(?) ambiente. Por no ser menos, yo también iré colgando estos próximos días varias entradas comentando películas que me parecen imprescindibles para disfrutar en Navidades… aunque desde un punto de vista que quizás sea un tanto peculiar 😉

DieHposJungla de cristal

.
Título original:
Die hard
Duración: 
2hrs 11mins
País: 
Estados Unidos
Año: 1988
Director: John McTiernan
Guión: Jeb StuartSteven E. de Souza
Reparto: Bruce WillisAlan RickmanBonnie BedeliaReginald VelJohnsonHart Bochner, De’voreaux WhiteAlexander Godunov, James SighetaPaul Gleason
Género: Acción.

Mi puntuación:  8 / 10

.

Nochebuena. Los Ángeles. Típica celebración de empresa en la que los compañeros de trabajo beben y se sueltan más que de costumbre. Todo son risas hasta que un grupo de terroristas alemanes liderado por Hans Gruber (Alan Rickman) asalta el rascacielos en el que se celebra la fiesta y apresa a todos como rehenes. Tan solo John McLane (Bruce Willis), un policía de Nueva York que ha ido al edificio a recoger a su esposa (Bonnie Bedelia) para pasar la noche en familia, consigue escapar del asalto y deberá enfrentarse por su cuenta y sin ayuda a todos los violentos criminales germanos.

Con un argumento tan simple, John McTiernan consiguió crear una de las películas más emblemáticas del cine de acción de finales de los años 80 y principios de los 90, probablemente la «época dorada» de este tipo de filmes, ya que no solo encandiló a gran parte del público y convenció a la mayoría de la crítica, sino que además sirvió de referencia para multitud de películas posteriores e incluso sigue siendo fuente de inspiración de no pocos videojuegos muchos años después (¿cuántos de ellos nos meten en la piel de un solo personaje que debe enfrentarse a multitud de villanos sin apenas recursos, a base de astucia y aprovechando los objetos de los «malos» a los que va eliminando? Hay docenas de ejemplos).

Seguramente su principal baza sea su ya legendario protagonista John McLane, un tipo vacilón y charlatán pero valiente y duro como pocos (de ahí que el título original de la cinta sea Duro de matar, y es que un tipo capaz de pisar cristales descalzo por salvar el pellejo no merece otra definición) perfectamente interpretado por un carismático Bruce Willis que definitivamente se consagró con esta actuación y que, además, relanzó la icónica imagen del «machote» en camiseta sudada como décadas antes hizo Marlon Brando en la mítica Un tranvía llamado deseo (aunque en aquella ocasión la camiseta tenía mangas). Por cierto, aunque siempre defiendo el cine en versión original, en este caso ver la versión española con la espectacular voz de Ramón Langa es tanto o más recomendable que oír la de Willis (y pocas veces me leeréis algo así).

DieH2
Volviendo a la película, tampoco hay que restar méritos a la capacidad que tiene McTiernan para generar tensión e imprimirle un ritmo espectacular en todo momento, no dejando casi descanso entre las escenas de acción pero sin llegar a saturar en ningún instante por abusar de tiroteos o explosiones. Incluso el guión es superior a  la media de este tipo de películas, y sin dejar de ser una «fantasmada» resulta en cierto modo convincente. Las constantes dosis de humor socarrón también funcionan realmente bien y además retratan a buena parte de los policías y periodistas que aparecen en el filme como si fueran unos auténticos inútiles, haciendo aún más entrañable(?) toda la historia.

Y sí, para mí es una película navideña porque al fin y al cabo transcurre en Nochebuena, en ella sale gente que bebe champán, hay reencuentros familiares (con discusiones incluidas), aparece un tipo que se cuela por estrechas chimeneas conductos de ventilación repartiendo regalos (en forma de bala) por doquier… y al final casi todos terminan felices y contentos. ¿O no?

Ahora tengo una ametralladora. ¡¡Ho, ho, ho!!

 

4 espectadores han dejado su opinión

Responder a elcriticoabulico Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.