Solo los amantes sobreviven

OnlyLovPst.

Título original: Only lovers left alive
Duración: 2 hrs 2 mins
País: 
Reino Unido
Año: 2013
Director: Jim Jarmusch
Guión: Jim Jarmusch
Reparto: Tom HiddlestonTilda SwintonJohn HurtMia WasikowskaAnton YelchinSlimane DaziJeffrey WrightCarter LoganYasmine HamdanAli Amine
Género: Drama. Romántica. Fantasía.
Web oficial: http://onlyloversleftalivefilm.tumblr.com/

Mi puntuación:  7,5 / 10

.

Trailer subtitulado en español:

Ella es una ávida lectora que vive en Tánger. Él es un amante de la música residente en Detroit. Ambos son amantes desde hace mucho tiempo. Y los dos son vampiros, vampiros modernos que han sobrevivido durante cientos de años hasta llegar al siglo XXI. Este es el argumento del nuevo trabajo de Jim Jarmusch, que se estrena mañana en nuestro país y que me ha parecido tan interesante como lo parecía a priori con semejante historia.

Lo primero que llama la atención es ver la vuelta de tuerca que Jarmusch da al mito de los vampiros, tantas veces mostrados en el cine o la literatura y de las más diversas formas imaginables. En esta ocasión se nos muestran como unos seres totalmente integrados en la sociedad humana, en la que han logrado “camuflarse” viviendo en lugares recónditos o en suburbios de grandes ciudades para así no ser molestados durante el día por los “zombies” (así es como ellos llaman a los humanos) y ocultándose tras unas gafas de sol cuando salen por las noches. Pero a pesar de haber alcanzado esta convivencia y de ser ignorados casi completamente por los hombres, los vampiros ven peligrar su subsistencia dada la escasez de sangre de calidad con la que alimentarse. Ya no atacan a las personas prácticamente nunca para obtenerla, primero para mantenerse fuera del foco de atención y segundo, porque con el consumo generalizado de drogas, medicamentos y todo tipo de sustancias químicas la sangre humana está “enferma” y no es tan pura como siglos atrás. Ahora la consiguen directamente de los hospitales, pagando cuantiosas sumas a médicos que tienen fácil acceso a ella y que hacen de “camellos” para los vampiros, aunque la sangre no contaminada y de calidad se agota a una velocidad alarmante. Como podéis observar, es una nueva visión de estos no muertos, sugerente y podría decirse que muy realista (dentro de lo que cabe).

Pero no es una simple historia de vampiros. De hecho, si olvidamos su condición, los protagonistas podrían ser unos “hipsters” cualquiera, ya que sus conversaciones, sus gustos, sus actitudes, sus formas de pensar y de vestir son las mismas que tienen los jóvenes que van de “alternativos”. Escuchan música indie, coleccionan objetos antiguos, hablan de las teorías de Einstein y de escritores como Lord Byron, y debaten sobre la decadencia y degeneración de la sociedad actual, claro. De hecho, la película desprende un mensaje fatalista y, más que ser historia sobre el romance de dos vampiros que ven cada vez más cercano el fin de sus días (o noches, mejor dicho), viene a ser una reflexión sobre el negro horizonte que espera a la humanidad como la gente no se conciencie y cambie sus hábitos derrochadores y consumistas. La analogía entre la contaminación de la sangre (imprescindible para los vampiros) y el agua (vital para los humanos), tan evidente como acertada, es el mejor ejemplo de ese mensaje.

Todo ello está mostrado con elegancia, tanto por las formas (no hay sangre por doquier como sucede en casi todas las “películas de vampiros”) como por su estética visual, que alterna escenarios lúgubres con colores vivos y llamativos. Además, las imágenes vienen acompañadas por una excelente selección musical, de la que el próximo lunes tendréis una buena muestra. Y la selección de los intérpretes no podría haber sido más acertada, ya que Tom Hiddleston y, sobre todo, Tilda Swinton dan el perfil de vampiro totalmente, tanto por su apariencia física como por su forma de moverse y expresarse. Entre ambos se aprecia una química apática, por así decirlo, pero no exenta de erotismo. John Hurt también aporta su granito de arena en sus breves apariciones, dando vida (vampirizada) al poeta británico Christopher Marlowe.

Un conjunto que resulta extrañamente hipnótico y fascinante, aunque se ve lastrado por un ritmo quizás excesivamente parsimonioso (algo habitual y característico en el cine de Jarmusch) y por la aparición del tercer vampiro en discordia, al que da vida Mia Wasikowski. Y es que su historia no aporta gran cosa, aunque en principio la presencia de un vampiro más joven y alocado cuya forma de comportarse chocase con la de la pareja protagonista parecía estimulante. Pero por desgracia se queda en una buena idea y nada más.

En definitiva, no se trata de una película para todo tipo de público y tampoco es que cuente con una trama excesivamente memorable. Sin embargo, su envoltorio es francamente atractivo y las reflexiones que lanza son de las que dan que pensar, algo que cada vez menos películas consiguen hoy en día, por lo que me parece una buena opción a tener en cuenta si vais este fin de semana al cine.

Es demasiado buena para ser famosa.

.

4 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.