300: el origen de un imperio

300risePstr

.

Título original: 300: Rise of an Empire
Duración: 1 hr 42 mins
País: 
Estados Unidos
Año: 2014
Director: Noam Murro
Guión: Zack SnyderKurt Johnstad
Reparto: Sullivan StapletonEva GreenLena HeadeyHans MathesonCallan MulveyJack O’ConnellRodrigo SantoroBen TurnerIgal NaorAndrew PleavinAshraf BarhomChristopher SciuerefAndrew TiernanPeter MensahDavid Wenham
Género: Acción. Bélico.
Web oficial: http://www.300themovie.com/
Cartelera y entradas:  en este enlace de Sensacine

Mi puntuación:  6 / 10

.

Trailer subtitulado en español:

El pasado viernes se estrenó la segunda entrega de 300, una película de 2007 dirigida por Zack Snyder y basada en la serie de cómics homónimos creados por Frank Miller, que fue uno de los taquillazos de ese año además de convertirse inmediatamente en obra de culto para muchos. Aunque también tuvo no pocos detractores que la acusaban de ser excesivamente violenta, efectista y vacía de contenido. A mí aquella me gustó bastante, y si bien es cierto que su historia era más bien simple lo compensaba con su impresionante aspecto visual y sonoro y un aire épico realmente logrado. Así que no podía dejar de ver esta secuela.

Aunque quizás secuela no sea la palabra más acertada ya que, durante gran parte de su metraje, la trama de esta nueva película transcurre de forma paralela a la que vimos en la primera entrega. En esta ocasión el protagonista es Temístocles (interpretado por Sullivan Stapleton), un general griego que intenta unificar a las diversas polis griegas para que luchen juntas contra su enemigo común: el imperio persa liderado por Xerxes (Rodrigo Santoro), que combate en las Termópilas contra los 300 espartanos de Leónidas (lo que vimos en el primer filme), y su comandante Artemisia (Eva Green), una temible guerrera que dirige con ferocidad al resto de tropas persas y a la que los griegos habrán de hacer frente en el Mar Egeo para impedir que arrase Atenas y el resto de grandes ciudades helenas.

Esta nueva entrega es estéticamente idéntica a la anterior. Nos muestra una gran cantidad de imágenes espectaculares, utilizando en ellas colores oscuros que contrastan fuertemente con el rojo de la (abundante) sangre que veremos y apoyándose en unos efectos especiales de relumbrón. Pero por eso mismo ya no impacta o sorprende tanto como la dirigida por Snyder. Además, hay un claro abuso tanto de la cámara lenta como del 3D que en algunos momentos me han parecido totalmente forzados (yo la vi en 2D y es algo que chocaba demasiado, llegando incluso a molestar en ocasiones). Aun así no deja de ser visualmente espléndida, además de estar acompañada por una potentísima banda sonora creada por el DJ neerlandés Junkie XL, por lo que la factura técnica es una de las grandes bazas de la película.

La trama del filme no es nada del otro mundo, como era previsible, pero tampoco es excesivamente llana y contiene algunos elementos de interés, como la relación entre los dos generales enemigos (Temístocles y Artemisia) o las diversas tácticas navales utilizadas por los griegos para compensar su desventaja numérica frente a los persas, aunque éstas tampoco se expliquen muy en profunidadad. Quizás el hecho de incorporar un personaje femenino tan interesante como el de la mentada Artemisia sea la mayor diferencia que hay en el argumento respecto a la película de 2007, ya que en cuanto a batallas, frases grandilocuentes o que pretenden ser épicas (algunas desentonando bastante) y situaciones previsibles (repitiéndose los mismos clichés), no hay demasiadas diferencias entre ellas. La descontrolada violencia también vuelve a estar presente, pero no debería molestar demasiado a los espectadores ya que no hay que olvidar que estamos ante la adaptación de un cómic y que esa exageración (chorretones de sangre, miembros cercenados, etc.) es intencionada.

Lo que sí se nota, y para mal, es el cambio de protagonista respecto al anterior filme. No es que Gerard Butlter me parezca un actorazo de primer nivel, pero uno de los grandes aciertos de aquella película era el gran carisma que derrochaba Leónidas, el líder de los espartanos. Y en eso el actor escocés tuvo mucho que ver. En cambio Sullivan Stapleton está mucho más plano y, sin que me haya parecido que haga una mala actuación, no aporta nada remarcable a su Temístocles. Por suerte Eva Green sí está a la altura de su buen personaje y compone una Artemisia tan despiadada y despreciable como atractiva a la vez.

300rise4

En definitiva, 300: el origen de un imperio es un filme que está lejos de ser memorable pero que cumple como producto de evasión sin mayores pretensiones. Y que da lo que promete, porque no creo que nadie que vaya a verla espere toparse con algo distinto a lo que encontrará en la pantalla, así que si os gustó la primera entrega ésta seguramente también os parecerá al menos entretenida (sabiendo que está un par de peldaños por debajo de aquella). Pero si no os gustó la de 2007, mejor es que probéis con cualquier otra película de las que pueblan las carteleras españolas estos días.

El sacrificio de Leónidas y sus espartanos no ha sido en vano. ¡Conseguirá que toda Grecia se una con un solo propósito y contra un solo enemigo!

1 espectador ha dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.