En otro país

InAnotCount.

.
Título 
original: Da-reun na-ra-e-seo
Duración: 1 hr 29 mins
País: Corea del Sur
Año: 2012
Director: Hong Sang-soo
Guión: Hong Sang-soo
Reparto: Isabelle Huppert, Yu Jung-Sang, Kwon Hae Hyo, Moon So-Ri, Moon Sung-GeunYoon Yeo-JungJung Yu-Mi
Género: Comedia. Drama.

Cartelera y entradas: en este enlace de Sensacine

Mi puntuación:   6 / 10

.

.
.
Trailer subtitulado en español:

Hoy se estrena en nuestro país una de las películas proyectadas en el Festival de Cannes… del año pasado. Esperemos que las que se están exhibiendo durante esta semana en la 66ª edición del importante festival francés no tarden tanto en llegar a nuestras pantallas, aunque la desalentadora situación de las distribuidoras y de las salas que apuestan por el cine de corte más bien minoritario no invita en absoluto al optimismo.

Centrándonos en la propia película, ésta comienza con una escena introductoria que nos presenta a una madre y una hija recién llegadas a Mohang, una pequeña (y ficticia, si no me equivoco) localidad costera de Corea del Sur a la que se han desplazado para evitar hacer frente a las grandes deudas que tenían en su antigua ciudad. Para matar el rato en su nuevo hogar, la hija se dedica a escribir un guión para un posible cortometraje, que narrará tres historias protagonizadas por tres turistas francesas distintas que llegan a esa misma localidad, Mohang, sin tener ni idea de coreano (lógicamente).

Da-reun na-ra-e-suh

El director y guionista coreano opta por contarnos las tres historias utilizando a los mismos actores en cada una de ellas, siendo Isabelle Huppert la que interpreta a esas turistas que, pese a ser personas distintas, tienen muchos puntos en común, empezando por el nombre (todas se llaman Anne). También los personajes «autóctonos» (un matrimonio coreano, una chica encargada del albergue, un socorrista) se repiten en cada trama, aunque con algunos cambios en su manera de comportarse. Descrito de este modo, el argumento de la película puede parecer un poco enrevesado, pero lo cierto es que la película se sigue sin ningún tipo de problema.

La idea de narrarla así podría haber sido un acierto al salirse de lo que viene siendo habitual, pero en esta ocasión me parece más un lastre ya que, al repetir hasta tres veces situaciones casi idénticas, la gracia que tenían al principio se pierde y ya no resultan tan divertidas. Esto hace que la primera historia sea la más graciosa e interesante de todas, en la que más fácilmente podremos reírnos con el choque idiomático y cultural entre la viajera francesa y los habitantes coreanos, y con la presentación de personajes como el del simpático socorrista. En esta parte también es en la que mejor se expone la curiosidad del extranjero por descubrir un lugar desconocido, y también la curiosidad que sienten los lugareños por conocer al propio extranjero.

yu-hupp

Pero, como ya he dicho, todo esto se empieza a diluir cuando comienza el siguiente relato y los chistes y diálogos vuelven a ser prácticamente los mismos, casi calcados palabra por palabra, por mucho que cambien las vestimentas o las forma en las que se conocen los personajes, lo que conlleva la lógica pérdida de interés por parte del espectador. Ese es, en mi opinión, su fallo más importante, aunque no el único. Por citar otro bastante evidente aunque menos relevante ya que no molesta demasiado, la secuencia inicial queda totalmente olvidada y es una simple excusa para contarnos las tres historias protagonizadas por Huppert, algo un tanto torpe ya que si lo único que quería contarnos el director era el mismo suceso desde tres puntos de vista distintos podría haberlo hecho de otra manera sin necesidad de meter con calzador una escena entera. Y tampoco me ha gustado el uso que hace en el segundo relato del siempre facilón recurso de los sueños o imaginaciones con la intención de «jugar» y confundir al espectador.

A pesar de esas carencias, la película se deja ver tranquilamente y se pasa un rato agradable con ella, gracias sobre todo a las simpáticas situaciones que nos enseña y al carisma que desprenden los actores protagonistas (la revelación de la cinta es sin duda Yu Jun-Sang dando vida al entrañable socorrista, porque Isabelle Huppert ya lleva años demostrando ser buena actriz: Asunto de mujeres, La ceremonia, La pianista, Amor, etc.). Pero no tiene nada más aparte de ser un mero entretenimiento, no deja poso alguno. Se podría decir de ella que es la típica  cinta que no molesta pero que tampoco tiene ningún elemento digno de ser recordado.

.

1 espectador ha dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.