El impostor

TheImp.

Título original: The imposter
Duración: 1 hr 39 mins
País: Reino Unido
Año: 2012
Director: Bart Layton
Guión: Bart Layton
Género: Documental. Thriller.

Web oficial:  http://imposterfilm.com/

Cartelera y entradas: en este enlace de Sensacine

Mi puntuación:   7,5 / 10

 

.

Hoy se estrena en los cines de nuestro país uno de los documentales que mejores críticas obtuvo en 2012, nominado a la mejor película de su categoría en festivales como el de Sundance y en premios como los Critics’ Choice Awards y los BAFTA, en los que además su director obtuvo el galardón al Mejor director o guionista británico novel. También habría que señalar que fue exhibido en el Zinemaldia de San Sebastián, en el que logró una buena acogida tanto por parte del público como de la prensa.

TheImpN

La historia que nos cuenta no podría ser más rocambolesca: más de tres años después de la desaparición de Nicholas Barclay, un joven de 13 años de San Antonio (Texas), su madre recibe una llamada en la que se les comunica que ha sido encontrado en Linares (España), tras haber sido raptado y utilizado como esclavo sexual. La lógica alegría e ilusión de la familia por la repentina aparición hace que la hermana mayor vuele inmediatamente hasta nuestro país para llevárselo a casa, pero el chico que encuentra en la localidad andaluza no parece el mismo que ella conoció años atrás, ya que se comporta de forma extraña, habla con un peculiar acento y ni siquiera parece tener el mismo color de ojos. A pesar de todo, vuela con él de vuelta a Estados Unidos, achacando su huraña actitud al gran trauma que ha sufrido y sus cambios físicos al desarrollo natural de los adolescentes, sin sospechar que quien se hace pasar por Nicholas no es más que un impostor. Lo dicho, si no fuera porque sucedió realmente, podría parecernos más que difícil de creer.

El director y guionista Bart Layton nos presenta esta trama hábilmente, entremezclando largas entrevistas con los protagonistas reales (que sirven de hilo conductor de la narración) con una serie de secuencias que intentan simular los distintos acontecimientos que se van narrando. Esas escenas interpretadas por actores pueden crear cierta sensación de que estamos ante un cuento, una invención, aumentando así la certeza de que la realidad siempre supera a la ficción cuando se nos muestran grabaciones, archivos y datos que no dejan dudas acerca de la veracidad de la historia.

TheImp2

Más allá de su valor como entretenimiento, que es bastante alto (aunque en ocasiones el desarrollo sea un tanto reiterativo y el final esté contado de forma algo atropellada, no tiene nada que envidiar a la gran mayoría de thrillers que nos llegan hoy en día), destacaría su capacidad para meternos en la piel de los personajes. Seguro que no soy el único espectador que comprende la necesidad de los familiares de recuperar al ser perdido y de ahí la «ceguera» que les impide ver que están ante un impostor. O que, aun sabiendo que quien dice ser Nicholas no lo es, prefieran pretender que sí para dar carpetazo a ese dolor que tanto les aflige y seguir adelante, por mucho que sea a base de engañarse a sí mismos.

Tampoco sería ilógica la actitud del propio impostor si fuera, como declara durante la entrevista, debida a una búsqueda de amor y afecto que nunca ha recibido de nadie. Lo que empezó con una pequeña mentira se fue agrandando ante las posibles graves consecuencias que podría tener el descubrimiento de la verdad, y por momentos él mismo se creyó su propia invención. Pero, como se demuestra posteriormente al descubrirse quién es (no comentaré nada por evitar spoilers), es difícil que esa fuera la razón de su comportamiento. Lo mejor de todo es que mientras expone su historia frente a la cámara, también está engañándonos a los espectadores, lo que demuestra su gran capacidad para la mentira y, por qué no, para la interpretación.

TheImpF

Por tanto me parece una propuesta más que recomendable, ya que además de ser muy amena y enganchar fácilmente al espectador, contiene un interesantísimo análisis psicológico de una situación que podría darse más habitualmente de lo que pensamos. Y eso no deja de ser ciertamente inquietante.

__________________

Para terminar, os dejo un par de enlaces: uno a un artículo de El País y otro a la Wikipedia (con numerosas referencias) por si quienes hayan visto el documental quieren conocer un poco más la historia de este impostor que, por cierto, ya sirvió de inspiración para una película canadiense de 2010, El camaleón.

.

2 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.