7 cajas

7cajPoster.

Duración: 1 hr 41 mins
País: Paraguay
Año: 2012
Director: Juan Carlos Menaglia, Tana Schémbori
Guión: Juan Carlos Menaglia
Reparto: Celso Franco, Lali González, Víctor Sosa, Nelly Dávalos, Paletita, Nico García, Roberto Cardozo, Manuel Portillo, Mario Toñanez, Johnny Kim, Liliana Álvarez, Luis Gutiérrez, Beto Ayala
Género: Thriller

Web oficial: http://7cajas.com/

Cartelera y entradas: en este enlace de Sensacine

Mi puntuación:    6 / 10

.

Trailer (en guaraní con subtítulos en español):

Tras disfrutar de un largo puente, retomo la actividad en el blog para comentar una de las novedades que llegó a nuestras carteleras durante la semana pasada, la paraguaya 7 cajas. Nominada al Goya a la mejor película hispanoamericana del año pasado y ganadora del Premio de la Juventud del Zinemaldia (el Festival de San Sebastián) ese mismo año, se trata de la cinta más taquillera de la historia en su país, una nación totalmente desconocida para mí (y supongo que para la mayoría de cinéfilos españoles) en lo que a cine se refiere. Por poner un ejemplo, en FilmAffinity tan sólo hay registradas dos películas y un documental de allí.

La acción transcurre en un atiborrado mercado de la capital paraguaya, Asunción, y está protagonizada por Víctor (al que da vida Celso Franco), un chaval de 17 años que se gana la vida como carretillero y cuyo sueño es aparecer en la tele. Necesitado de dinero, vaga por los puestos en busca de trabajo hasta que recibe un extraño encargo: debe transportar siete valiosas cajas, cuyo contenido desconoce, a cambio de recibir 100 dólares americanos (toda una fortuna cuando los cambie en guaraníes). La tarea, aparentemente sencilla, se complica con la aparición de Nelson (Víctor Sosa), otro carretillero que en principio era quien iba a encargarse del transporte pero que, al no presentarse a tiempo, perdió su oportunidad de realizarlo. Desesperado por conseguir medicinas para su pequeño hijo enfermo, Nelson hará todo lo posible por hacerse con el dinero que va a ganar el joven Víctor.

7cajCelsLal

Lo cierto es que la película me ha dejado sensaciones muy contradictorias. Por empezar hablando de lo negativo, habría que señalar que la historia es bastante simple y que, para alargarla, se riza exageradamente el rizo en muchos momentos. Hay demasiadas situaciones forzadas y excesivos encuentros y cruces casuales, que además se repiten varias veces (Asunción aquí parece ser igual de grande que mi pueblo). Aunque lo que menos me ha gustado no es esto, si no que en varias ocasiones lo que estaba viendo me resultaba casi ridículo, una especie de comedia involuntaria. Y no me refiero a las escenas pretendidamente cómicas, que sí que me han parecido divertidas (la del policía aprendiendo a usar el móvil, por ejemplo), si no a otras como las que muestran el ensimismamiento del protagonista con las televisiones (lamentable la que transcurre en plena huida de Víctor frente al escaparate de una tienda) o las de la persecución de los carretilleros por las calles del mercado. ¿Por qué le persiguen con las carretillas? ¿No sería más fácil, menos cansado y, sobre todo, más rápido, que las dejaran a un lado y corrieran sin ellas? No sé si es pasarse de puntilloso, pero deberían haber cuidado un detalle tan simple como éste.

Las relaciones entre los numerosos personajes tampoco están reflejadas de manera creíble al no profundizar casi nada en ellas, salvo la que mantienen Víctor y su amiga Liz (aunque por momentos resulte algo pesada con tantos gritos, enfados y perdones). La actriz que interpreta a esta Liz, Lali González, resulta natural, simpática y muy convincente, y seguramente sea la de más nivel de un reparto algo flojillo, repleto de actores jóvenes y prácticamente debutantes.

7cajCelsVic

¿Y por qué le he puesto un 6, con todo lo malo que he dicho de ella? Pues, principalmente, porque me ha parecido entretenidísima. Aun con todas esas lagunas en el guión y esos detalles poco cuidados, es innegable que tiene gran ritmo y agilidad, que engancha, mantiene la tensión y se deja ver muy fácilmente. Y eso, como ya he escrito alguna otra vez, es una de las cosas más importantes que busco a la hora de ver una película, siempre que lo logre de forma  creíble (o que al menos no parezca un disparate) y sin muchos excesos visuales. Aquí la cámara no deja de moverse, pero sin llegar a marear, y a ello se le añade una gran labor de montaje, una buena banda sonora y una dirección que por momentos recuerda, para bien, a algunas cintas de Danny Boyle (a Slumdog millionaire sobre todo) o a las brasileñas Tropa de Elite y Ciudad de Dios.

También podríamos hablar de esa pequeña denuncia social que hace al exponer la pobreza y la mala situación que afrontan a diario muchos habitantes en la capital paraguaya. Sin ir más lejos, el «malo» actúa movido por la necesidad de ayudar a su pequeño hijo. Aunque la historia no profundiza mucho en este aspecto ya que ese no es su principal objetivo, al igual que tampoco lo es el de criticar el (ab)uso que hacemos de las nuevas tecnologías, algo que se puede intuir en algunos de los momentos importantes de la historia.

7cajCels

En definitiva, se trata de una película con muchas cosas por pulir y una historia bastante simple, pero que logra mantener el suspense y tener al espectador atento a lo que ocurre en ella durante los 100 minutos que dura, gracias a su meritoria puesta en escena. Ojalá sirva de ejemplo a seguir para las futuras producciones que puedan surgir en su país y no se quede tan solo en un caso aislado.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.