Grandes actores: Daniel Day-Lewis

DanielDL.
.
Premios y nominaciones destacables:

– Ganador de tres Oscar al mejor actor principal por Mi pie izquierdo (1989), Pozos de ambición (2007) y Lincoln (2012).
– 2 veces nominado al Oscar al mejor actor principal por En el nombre del padre (1993) y Gangs of New York (2002).
– Ganador de dos Globos de Oro al mejor actor dramático por Pozos de ambición (2007) y Lincoln (2012). Otras seis nominaciones a los Globos.
– Ganador de cuatro premios BAFTA al mejor actor por Mi pie izquierdo (1989), Gangs of New York (2002), Pozos de ambición (2007) y Lincoln (2012). Otras dos nominaciones más a estos premios.
.
.
.
.

Breve biografía:

Nació el 29 de abril de 1957 en Londres, hijo del poeta Cecil Day-Lewis y de la actriz Jill Balcon, cuyo padre era el importante productor británico Michael Balcon (que ayudó a lanzar, entre muchas otras, la carrera de Alfred Hitchcock). Por tanto, Daniel siempre estuvo bastante ligado al mundo de la interpretación pero, como él mismo reconoce, no decidió dedicarse al cine definitivamente hasta que, con 19 años, vio Taxi driver y quedó absolutamente fascinado por la colosal actuación de Robert de Niro. Hasta entonces fue un joven conflictivo (marcado por la temprana muerte de su padre) que dejó pronto los estudios y trabajó en lo que pudo. Aún así, siendo más joven ya había dado clases de teatro en el colegio público al que asistió, e incluso a los 14 años participó como extra en la película Sunday bloody sunday de John Schlesinger, por lo que su interés por el arte siempre estuvo presente. Así que, tras estudiar arte dramático en el Bristol Old Vic Theatre School, a finales de los 70 y principios de los 80 actuó en diversas obras de teatro, series y películas para televisión, antes de lograr hacerse un nombre en el cine.
Casado con Rebecca Miller, hija del famoso dramaturgo y guionista Arthur Miller, Daniel siempre ha destacado por tener una personalidad un tanto tímida (dicen quienes han trabajado con él que, pese a medir casi 1’90, siempre anda como apocado y encogido) y una mente atormentada e inestable. Un tipo raro, en definitiva, pero que se entrega con fervor a cada personaje que interpreta, quedando abatido y vacío el día en el que finaliza el rodaje, como ha afirmado en alguna entrevista. Así que antes de elegir un papel lo estudia y analiza concienzudamente, de ahí que su filmografía sea más bien escasa.

Carrera cinematográfica:

DDayL

Su primer papel adulto lo obtuvo en 1982, en una breve aparición en la superproducción Gandhi, de Richard Attenborough. En 1984 dio vida a un personaje algo más relevante en Motín a bordo, pero su consagración definitiva se produjo el año siguiente, en el que participó en Una habitación con vistas y, sobre todo, en Mi hermosa lavandería, película de Stephen Frears que le colocó en el escaparate internacional al obtener sus primeras nominaciones y premios por su interpretación. Pocos trabajos más necesitó para llevarse el Oscar, algo que consiguió por su papel en Mi pie izquierdo, de 1989, primera de sus tres colaboraciones con el director Jim Sheridan. Los años posteriores fueron los más intensos de su carrera, trabajando con directores de la talla de Michael Mann (El último mohicano) o Martin Scorsese (La edad de la inocencia), además de repetir con Sheridan en El nombre del padre (papel por el que estuvo nominado al Oscar) y The boxer. Pero tras ésta, en 1997, decidió parar (algo que pocos actores se permiten el lujo de hacer) y no volvió a ponerse delante de las cámaras hasta el año 2002, para rodar Gangs of New York de nuevo a las órdenes de Scorsese. Esa actuación le valió una nueva nominación al Oscar pero, a pesar de los unánimes elogios que recibió, desde entonces sólo ha rodado cuatro películas. Entre ellas destacan Pozos de ambición y la reciente Lincoln, por las que se llevó dos nuevas estatuillas que le han convertido en el primer intérprete masculino de la historia en alzarse con tres Oscar al mejor actor principal.

_________________

Mañana cumplirá 56 años uno de los intérpretes más peculiares que ha dado el cine, pero también uno de los más unánimemente elogiados por crítica y público. Probablemente su personalidad introvertida, maniática y detallista sea la principal causa de que todas sus actuaciones resulten tan convincentes y naturales, ya que prepara con tanta minuciosidad sus papeles y se mete tan de lleno en sus personajes que sus compañeros pueden llegar incluso a sufrir las consecuencias de tanta obsesión, como ciertas leyendas que hay en torno al rodaje de Pozos de ambición. Muchos le definen como un actor de método, pero lo suyo va mucho más allá, hasta el punto de actuar con dos costillas rotas por la postura tan forzada que tenía en Mi pie izquierdo o pasar días viviendo aislado en el monte para preparar su personaje de El último mohicano. Aunque creo que para los espectadores es todo un lujo que exista alguien como él, y su mera presencia en una película ya es motivo más que sobrado para verla. Además está lejos de encasillarse, ya que su repertorio de personajes es de lo más variado y poco tienen que ver entre ellos. Lo «malo» para nosotros es que siga siendo tan fiel a sus ideas y no caiga en la tentación de rodar con mayor frecuencia porque, sin ir más lejos, a día de hoy ni él mismo sabe ni cuándo ni cómo será su próximo trabajo.

.
Ficha en IMDb

CINCO PAPELES INOLVIDABLES:

GerryConlon2.
Gerry Conlon (En el nombre del padre, 1993)

Segundo trabajo del dúo Sheridan – Day-Lewis, por el que el actor obtuvo nominaciones al Oscar y a los Globos de Oro, entre otras. En él interpretaba a un joven irlandés condenado injustamente a prisión junto a su padre y un grupo de amigos (los «Cuatro de Guildford»), acusados de haber cometido un atentado terrorista. Daniel expone a la perfección el sentimiento de desesperación y rabia de su personaje (sus llantos y gritos en las escenas de los interrogatorios son inolvidables) y también es capaz de reflejar con total autenticidad el creciente afecto y admiración que siente hacia su padre (interpretado por un brillante Pete Postlethwaite). Una actuación llena de matices en la que saca todo su repertorio: en algunas escenas parece totalmente vulnerable, en otras está lleno de fuerza, a ratos se comporta de forma despreocupada y en otros es realmente responsable. Y no son pocas en las que conmueve al espectador y le hace partícipe de su injusta situación.

.

.ChristyBrown
Christy Brown (Mi pie izquierdo, 1989)

En su primera película bajo la batuta de Sheridan, interpretó a este pintor irlandés que, a pesar de sufrir una parálisis cerebral, luchó por seguir manteniendo una vida digna y fue capaz de pintar y escribir con el pie. Tremenda labor del actor, comprometido al máximo con el proyecto (como ya he comentado, forzó tanto su postura en la silla de ruedas que terminó con alguna costilla rota), y transmitiendo con absoluta credibilidad el dolor y el sufrimiento de su personaje, pero también su gran tenacidad y coraje. Por momentos es difícil creer que él no sea paralítico en la «vida real», con eso queda todo dicho. Con esta actuación logró su primer y merecidísimo Oscar.

.

AbrahamLincoln.
Abraham Lincoln (Lincoln, 2012)

Su trabajo más reciente es el que le ha valido su tercera estatuilla dorada al mejor actor principal, lo que le ha convertido en el primer intérprete masculino en lograrlo. Y con absoluta justicia, ya que su recreación del ex-presidente americano es insuperable, tanto por su aspecto físico como por sus gestos, su acento y su manera de hablar. También es elogiable su capacidad para pronunciar largos discursos y anécdotas de forma tan convincente. Él es lo mejor de una película que, como ya escribí en su día, es más bien aburrida.

.

.DannyFlynn2
Danny Flynn (The boxer, 1997)

Su tercera colaboración con Sheridan no le reportaría grandes premios como ocurrió en las dos anteriores (aunque sí que logró una nominación al Globo de Oro), pero es sin duda todo un recital del actor. Metido en el papel de un hombre que, recién salido de la cárcel tras pasar 14 años entre rejas por colaborar con el IRA, decide comenzar una nueva vida dedicada al boxeo, Daniel nos regala una actuación emotiva, intensa y contundente, que refleja a la perfección el dolor y los golpes (tanto del boxeo como de la propia vida) que tan estoicamente soporta su personaje. Memorable papel en una película totalmente infravalorada.

.

BillTheButcher.
Bill «The Butcher» (Gangs of New York, 2002)

Su segundo trabajo a las órdenes de Scorsese le sirvió para sumar nuevas nominaciones a los Oscar y a los Globos de Oro y para obtener otro BAFTA. Tras cinco años alejado de las cámaras, el actor demostró que su talento seguía intacto y su interpretación derrochaba grandes dosis de cinismo y sarcasmo pero, sobre todo, imponía un respeto brutal, ya que detrás de su apariencia caballeresca se ocultaba un ser cruel y sumamente violento. Lo mejor es que, a pesar de dar vida a un personaje tan despreciable, Daniel le aportó tal grado de carisma que logró que casi todos los espectadores pensemos que es, de lejos, el protagonista más interesante de la película.

.

 

3 espectadores han dejado su opinión

Responder a Maribel R. Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.