En la carretera

OnThR.

.
Título original: 
On the road
Duración: 2 hrs 17 mins
País: Francia
Año: 2012
Director: Walter Salles
Guión: Jose Rivera
Reparto: Sam RileyGarrett HedlundKristen StewartTom SturridgeKirsten DunstDanny MorganMarie-Ginette GuayTerrence HowardAlice BragaElisabeth MossViggo MortensenAmy AdamsSteve Buscemi, Larry Day
Género: Drama. Road movie.

Web Oficial: http://www.ontheroad-themovie.com/

Mi puntuación:    5 / 10

.

.

Trailer subtitulado en español:

Uno de los estrenos que podremos ver a partir de mañana en nuestro país y que a priori parecía más que interesante es esta cinta dirigida por el brasileño Walter Salles (responsable películas tan buenas como Estación Central de Brasil o, sobre todo, Diarios de motocicleta), que cuenta con un extenso reparto y que adapta la exitosa novela homónima de Jack Kerouac, que se publicó en 1957 pero que más de 50 años después sigue vendiéndose a un ritmo envidiable de más de 100.000 copias anuales.

Teniendo en cuenta todas esas circunstancias, las altas expectativas que generó este proyecto eran más que lógicas. Y también por ello son comprensibles las malas críticas que ha recibido, sobre todo por parte de los que han leído la novela. Yo no lo he hecho, así que podría decir que he visto la película totalmente libre de prejuicios y, aunque no me haya disgustado, creo que en poco tiempo apenas recodaré gran cosa de ella.

La historia se sitúa en la segunda mitad de los años 40 y nos muestra a tres jóvenes de Nueva York apasionados por la literatura que, sintiéndose desorientados y sin saber muy bien qué sentido darle a sus vidas, deciden emprender un viaje en coche hacia al sur del país para poder sentirse libres de las ataduras que les impone la rutinaria vida de la ciudad. El argumento puede parecer prometedor, pero la película presenta un par de importantes problemas que se evidencian desde el lento comienzo y que la lastrarán durante todo su metraje.

SamGarr

Por una parte, su duración es excesiva, y eso hace que haya momentos que parezcan casi gratuitos o puestos de relleno. Lo cierto es que también contiene un buen puñado de escenas realmente dramáticas e intensas (sobre todo en su tramo final) pero, al aparecer entremezcladas con otras francamente aburridas y algunas demasiado excesivas o aceleradas, el ritmo de la película está repleto de altibajos.

Y por otra, todo lo que nos muestra no es que sea precisamente original: jóvenes confusos, viajes, drogas, sexo, canciones «de carretera», algo de poesía, reflexiones y pensamientos oscuros, encuentros con personajes de tipo y condición… son elementos que están presentes en numerosas road movies o películas de este tipo y, lo que es aún más grave que su falta de innovación, no son pocas las que los han expuesto de forma mucho más convincente, real y emocionante. Como, por ejemplo, la reciente Hacia rutas salvajes, que es sin duda la comparación más evidente ya que ambas coinciden en muchos aspectos. Si la enfrentamos a esta, la dirigida por Sean Penn gana por goleada, principalmente a la hora de reflejar el espíritu o la motivación de los chavales, que aquí nunca termina de quedar demasiado claro (sobre todo si analizamos la figura de Sal, el protagonista al que da vida Sam Riley, ya que aun con la película terminada no sé si simplemente se trata de un chico caprichoso y engreído o de alguien movido realmente por sus ganas de conocer cosas nuevas y vivir al máximo).

KrisSt

Aún con todos estos inconvenientes, la historia nunca llega a decaer del todo y termina resultando medianamente entretenida, principalmente gracias a algunos de los variopintos personajes que se cruzan en el camino de los jóvenes viajeros y las historias o vivencias que les cuentan. Así, aunque sea a base de ir avanzado a trompicones, consigue que el espectador nunca pierda totalmente el interés en ella.

En cuanto a su reparto, el único que destaca un poco por encima de los demás, aunque en ocasiones parezca un tanto sobreactuado, es Garrett Hedlund. Es cierto que cuenta con la fortuna de tener entre manos al personaje más interesante de todos, por ser el más complejo y el que más aristas tiene, pero el joven actor le aporta su carisma y lo hace con convicción, llegando al punto de lograr conmover al espectador en cierta escena casi al final de la película. Mucho peor está el protagonista Sam Riley, soso, frío, forzado y sin transmitir absolutamente nada. Por su parte, Kristen Stewart se desmarca completamente de su personaje de Crepúsculo interpretando de forma más o menos acertada a una joven promiscua, por decirlo suavemente. Junto a ellos podemos ver a una serie de actores de renombre como Steve Buscemi, Viggo Mortensen, Amy Adams, Terrence Howard o Kirsten Dunst interpretando pequeños papeles pero, salvando quizás a la última que he nombrado, apenas aportan nada más que su imagen y están totalmente desaprovechados.

RilKirs

Si a lo ya comentado le sumamos otros aspectos que para mí son menos importantes pero que no por ello hay que dejar de tener en cuenta, como la acertada fotografía y la buena música que se escucha, el resultado es una película que se deja ver pero no quedará grabada en la memoria de la mayoría de los espectadores. Esperemos que Salles esté más acertado en su próximo trabajo y recupere el gran nivel que mostró en su anterior obra, la ya mencionada Diarios de motocicleta.

—Cariño, Sal está aquí y quiere llevarme a un concierto. ¿Quieres venir?
—¿Y quién cuidaría de Amy entonces?
—Vale, pues me voy. Hasta luego.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.