To the wonder

ToThWond

.

Título original: To the wonder
Duración: 1 hr 52 mins
País: Estados Unidos
Año: 2012
Director: Terrence Malick
Guión: Terrence Malick
Reparto: Ben Affleck, Olga Kurylenko, Javier BardemRachel McAdamsTatiana Chiline, Romina Mondello, Charles Baker
Género: Drama. Romántica.

Web Oficial: http://www.magpictures.com/tothewonder/

Mi puntuación:    4 / 10

.

.
Trailer subtitulado en español:

El pasado viernes llegó a nuestros cines la última película del controvertido Terrence Malick, un tipo que cuenta con tantos detractores como acérrimos defensores. Esto es algo que quedó más que claro con el estreno en 2011 de su anterior trabajo, El árbol de la vida, que muchos catalogaron de obra maestra mientras otros tantos se dormían durante su visionado o abandonaban las salas precipitadamente.

Yo no creo que ni la mencionada obra ni el resto de su corta filmografía sean ni tanto ni tan calvo. Ninguna de sus películas me parece imprescindible (aunque La delgada línea roja y Malas tierras me gustan bastante) pero tampoco considero que alguna sea mala… salvo esta última de la que hoy escribo, que en mi opinión es el más flojo de todos sus trabajos.

WondAffKur

Sigue en cierto modo la estela de la ya mencionada El árbol de la vida pero de forma mucho menos pretenciosa y ambiciosa, ya sea para bien o, sobre todo, para mal, ya que la historia que nos cuenta es mínima: la relación amorosa que viven Neil (Ben Affleck), y Marina (Olga Kurylenko), una joven madre francesa que deja su país para vivir en Estados Unidos con él. Pero no solo es que la trama sea simple, además me parece que se desarrolla de forma demasiado exagerada y tremendista, ya que no veo muy creíble el paso del enamoramiento más absoluto al (casi) odio que se da en el personaje de Marina sin motivo aparente ni razón alguna. No me parece descabellada esa idea de pasar de un sentimiento a otro totalmente opuesto, pero siempre suele ser (o eso supongo) un proceso mucho más lento y paulatino; una suma de pequeños detalles o rutinas que terminan colmando el vaso y no algo tan repentino como lo que nos muestra el director y guionista americano. O si sucede de forma tan repentina que sea debido a alguna razón o motivo en concreto, cosa que aquí no ocurre ni se nos muestra.

Los diálogos, o mejor dicho, los pensamientos y frases entrecortadas que susurran los protagonistas, tampoco me han gustado en absoluto. En ocasiones me han resultado risibles, casi creía estar viendo un anuncio de compresas en lugar de una película seria. Y más aún con la música que los acompaña, buscando el sentimentalismo en exceso. Supongo que a mucha gente sí que le dirán algo todas esas reflexiones, pero a mí me han dejado totalmente indiferente.

Redbud_Day33 (342 of 238).CR2

Por todo esto a mí Malick me sigue pareciendo un tipo que dirige mucho mejor de lo que escribe. Un poeta de la imagen más que de la palabra. Y es que, a pesar de todas esas cosas malas que he comentado, ha conseguido que termine de ver la película de un tirón y en un extraño estado de fascinación ante las preciosas y cuidadísimas imágenes que nos muestra. Esto funciona a las mil maravillas en sus primeros compases, a la hora de plasmar el enamoramiento inicial entre los personajes, y aunque luego pierda algo fuerza, el magnetismo que desprenden sigue estando ahí, apoyadas en un muy buen trabajo de montaje. E impresionante la labor de fotografía del mexicano Emmanuel Lubezki, una vez más (ya había dado muestras de su talento en obras como Hijos de los hombres, Sleepy Hollow o a las órdenes del propio Malick en El nuevo mundoEl árbol de la vida).

En cuanto a los actores, también parece ir en consonancia con lo que ya he comentado: todos son muy «bonitos» y fotogénicos, perfectos para no disminuir ni un ápice la belleza de las imágenes que vemos, pero con poco que decir o transmitir. Ben Affleck en su línea, por muy buen director que me parezca nunca logrará hacerme cambiar de opinión sobre su escaso nivel interpretativo. Algo más convincente está Olga Kurylenko, sobre todo a la hora de retratar la felicidad y la alegría de la joven e ingenua enamorada. Por su parte, Rachel McAdams tiene un papel tan breve (ejerciendo de tercer eje del triángulo amoroso) que casi sería injusto entrar a valorar su actuación; y Javier Bardem se nos presenta más apático y flojo que nunca en su rol de cura atormentado, parece que ni él mismo se cree las grandilocuentes frases que le toca poner en boca de su personaje.

TO THE WONDER

Para concluir, también he de decir que aunque me haya parecido una película olvidable por lo ya comentado y que el estatus que ha alcanzado Terrence Malick me resulte excesivo, es digno de elogio que siga fiel a sus ideas y que haya logrado crear un estilo propio e inconfundible, algo cada vez más difícil de ver hoy en día. Aunque solo sea por ello, seguiré marcando en rojo las películas que nos traiga en el futuro.

Amar es correr el riesgo del fracaso, el riesgo de la traición.

(Si queréis consultar en qué cines se está proyectando, podéis hacerlo en este enlace de Sensacine)

.

2 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.