En tierra de nadie

NoML01.

.

Título original: No man’s land
Duración: 1 hr 33 mins
País: Bosnia y Herzegovina
Año: 2001
Director: Danis Tanović
Guión: Danis Tanović
Reparto: Branko Djuric, Rene Bitorajac, Filip Sovagovic, George Siatidis, Katrin CartlidgeSerge-Henri Valcke, Simon Callow, Branko Zavrsan, Alain Eloy, Sacha Kramer
Género: Comedia negra. Drama. Bélico.

Mi puntuación:    9 / 10

.

.

Van un militar serbio y dos bosnios y se quedan atrapados en una trinchera, en tierra de nadie y entre el fuego cruzado de sus dos ejércitos, durante la Guerra de Bosnia. No es un chiste, es el ocurrente argumento de esta cinta bosnia dirigida por Danis Tanović que en 2001 ganó, entre otros muchos galardones, el Oscar a la mejor película de habla no inglesa (por encima de Amélie, por ejemplo), el Globo de Oro a la mejor película extranjera, el Premio del Público del Zinemaldia de San Sebastián y el del mejor guión del Festival de Cannes. Y todos con justicia, en mi opinión.

NMLsold

En esta hilarante historia Rene Bitorajac da vida a Nino, el novato militar serbio, mientras que Branko Djuric interpreta a Ciki, uno de los dos soldados bosnios. El tercero en discordia es Filip Sovagovic, que se mete en la piel de Cera, un desafortunado compañero de Ciki al que los serbios le han colocado una mina debajo del cuerpo creyéndole muerto, para así matar a parte de su escuadrón cuando fueran a levantar el cadáver. Si Cera se mueve, la mina estalla, así que los tres están irremediablemente atrapados en la trinchera hasta que alguien sea capaz de desactivar el explosivo. El trío de actores protagonista es más que convincente, y a través de unas interpretaciones aparentemente serias y contenidas logran transmitir una comicidad sorprendente.

Aunque el gran mérito de la cinta es su portentoso guión, escrito por el propio Tanović (quien, por si fuera poco trabajo ocuparse de la dirección y la escritura, también se encargó de la música). No deja títere con cabeza, arremete contra todo y todos los personajes quedan retratados bajo la acusadora mirada del director. Además lo hace sin posicionarse a favor de un bando u otro, algo francamente difícil (y más teniendo en cuenta que él es bosnio), y sin dejar nunca de lado un humor negrísimo. Pocas veces una película ha criticado tan demoledoramente un conflicto bélico y a la vez ha resultado ser tan divertida como ésta.

NoMNinCik

Al principio casi toda la trama se desarrolla prácticamente dentro de la trinchera, y vemos, además de la surrealista forma en que los protagonistas han llegado a esa situación, la curiosa relación que entablan Nino y Ciki. La tensión entre ambos es constante, ya que son enemigos irreconciliables (así lo dictan sus banderas) a pesar de que en algún momento compartan cierta camaradería y tengan un interés común: abandonar cuanto antes la dichosa trinchera. Sus discusiones sobre quién empezó la guerra o qué bando mataba y violaba más (quién era el «más malo» de los dos), echándose las culpas el uno al otro, son realmente cómicas y a la vez suponen un gran reflejo de la posición que adoptaron Serbia y Bosnia (o sus dirigentes, mejor dicho) durante la contienda.

Pero Tanović no se «conforma» solo con eso, con el paso de los minutos lleva la acción también al exterior de la trinchera para hacer una sátira de la labor de los dirigentes de la ONU y su Fuerza de Protección, la UNPROFOR (o los «pitufos», como los llama Ciki). Lo logra a base de diálogos geniales («Señor, por primera vez los dos ejércitos piden lo mismo… ¡¡no sé qué hacer!!») y escenas divertidísimas (como cuando los soldados serbios responden a los de la ONU diciendo «yes» a todo sin entender ni una sola palabra de inglés) que demuestran la inoperancia y la escasa utilidad de dicho Organismo en aquella guerra. Y por si fuera poco, no podía faltar la prensa, con todo el circo que ello conlleva. Puede que los periodistas sean los que peor parados salen, ya que vemos cómo pinchan ilegalmente y con total descaro las líneas de comunicaciones del ejército para estar al tanto de todo, o la forma en la que luchan por dar la exclusiva que venda más, sin pudor alguno ni preocupación por las víctimas del conflicto. La valentía de Tanović a la hora de denunciar (aunque sea en clave humorística) todos estos estamentos es admirable, al igual que su habilidad para condensar y tocar tantos temas en no demasiados minutos.

NMLPress

Ya he comentado en alguna entrada anterior que el humor es algo  muy personal, pero yo he soltado numerosas carcajadas mientras la veía. Solo por eso ya merecería la pena y me parecería digna de recomendación, pero si además tiene ese aire mordaz, crítico y lleno de mala leche, y está rematada con un final tremendo, oscuro y pesimista (como los que me suelen gustar a mí), pues ya no es que os la recomiende, es que os diría que la vieseis en cuanto tengáis la ocasión. Es una de mis preferidas de este milenio, sin ninguna duda.

—No sé cómo te llamas, yo soy Nino.
—¿De verdad quieres que nos presentemos formalmente? ¿Te doy mi tarjeta y mi número de teléfono? ¡Para qué quieres saber quién soy, si la próxima vez que nos veamos será a través de la mirilla de un fusil!

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.