Simon

SimEdTer.

.

Título original: Simon
Duración: 1 hr 41 mins
País: Países Bajos
Año: 2004
Director: Eddy Terstall
Guión: Eddy Terstall
Reparto: Marcel Hensema, Cees Geel, Nadja Hüpscher, Rifka Lodeizen, Dirk Zeelenberg, Eva Duijvestein, Daan Ekkel, Stijn Koomen, Johnny de Mol, Femke Lakerveld
Género: Drama. Comedia.

Mi puntuación:    8 / 10

.

.
.
Hoy voy a comentar la película que, por ahora, encabeza mi lista de “Pequeñas joyas” en FilmAffinity. Es una cinta que, pese a tener bastante relevancia en su país de origen (Holanda) e incluso llevarse un premio (al mejor actor) en el Festival de Cine de Tribeca neoyorquino del año 2005, en nuestro país muy poca gente conoce, y son menos aún los que la han visto (en FilmAffinity no tiene ni 70 votos).

1Simon2004

La historia nos traslada a Ámsterdam, en 1988. Camiel es un joven un tanto tímido y serio, que declara abiertamente su homosexualidad a quien le pregunta, y que un día es atropellado por Simon, un tipo que es prácticamente todo lo contrario que él: despreocupado, sin vergüenza, bromista y mujeriego. Ambos entablan una amistad bastante fuerte que se rompe el día en el que Camiel, totalmente borracho, se lía con la novia de Simon. Catorce años más tardo se vuelven a encontrar de forma accidental, y reinician su relación de inmediato, dejando de lado sus viejas rencillas.

El principal problema de la película es su comienzo, en el que se muestra como una comedia más bien ligera con sobredosis de bromas sobre los gays, el sexo o incluso la religión; todo ello aderezado con algún que otro porrillo (no olvidemos que estamos en Holanda), chicas despampanantes haciendo topless en la playa, trapicheos y estafas varias, etc. Esta primera parte es ágil y sus personajes son más o menos simpáticos, por lo que es medianamente divertida, pero al no tener demasiada enjundia puede echar atrás a alguna gente. Reconozco que cuando llevaba vista una media hora me planteé que si los 100 minutos que dura iban a ser así, me iba a costar bastante verla del tirón sin distraerme demasiado. Y eso que entre tanto chiste y tanto vacile de vez en cuando se deja caer algún pensamiento más que interesante.

SimCeesMarcel

Pero lo bueno llega pasada esa media hora inicial. La película da un vuelco total y repentino, con el encuentro casual entre los dos protagonistas años más tarde. Poco a poco se empiezan a tocar asuntos mucho más serios como las relaciones familiares, el paso del tiempo, el significado de la amistad o las enfermedades. La historia madura al igual que lo hacen los personajes, en definitiva, que pasan de esa época joven en la que todo es diversión y nada importa, a plantearse cuestiones vitales. A mí me ha hecho reflexionar qué haría yo en la situación de Simon (situación que comentaré al final, en spoiler, por no destripar mucho el argumento). Y una película que te da que pensar y darle vueltas a lo que te está mostrando, siempre es una buena película.

Además, este paso tan brusco de comedia a drama te hace valorar esa parte introductoria más bien larga, sin la cual no hubieras podido simpatizar con los personajes y la película podría haber sido demasiado fría y distante. El humor sigue apareciendo también en estas partes más duras, pero es un humor mucho más resignado y cínico que el del comienzo.

SimCeesRif

Los actores, pese a que para mí son totalmente desconocidos (o quizás debido a ello) son muy creíbles. Sobre todo los dos protagonistas: el carismático Cees Geel interpretando a Simon (actuación por la que obtuvo el premio a mejor actor del ya mencionado Festival de Tribeca de 2005) y Marcel Hensema haciendo de Camiel (papel menos dado a lucimientos, pero que interpreta con total convicción y serenidad). Y la película también está muy bien llevada por Eddie Terstall, sin caer en ningún momento en un sentimentalismo excesivo pero a la vez sin frivolizar con un tema tan duro como el que trata. Según he visto en IMDb este director holandés ha dirigido tres largometrajes después de Simon, pero si este ha sido difícil de encontrar, los otros supongo que serán tarea prácticamente imposible.

Y es que es una pena que películas tan interesantes como la que hoy nos ocupa no alcancen gran repercusión y sea tan complicado acceder a ellas. Aunque siempre nos quedará Internet y en algún buscador terminan apareciendo, y además con unos subtítulos más que decentes (desde aquí aprovecho para reconocer y agradecer la labor de esas personas «anónimas» que se toman la molestia de traducir películas como esta para que los demás podamos disfrutarlas). Simon es mejor que el 80% de lo que se estrena en nuestros cines, sin lugar a dudas.

SimDutch

Añado que la mejor forma de afrontar esta película es sin saber gran cosa de ella, para que así te impacte más. Así lo hice yo, por fortuna me guié de una recomendación en FilmAffinity pero sin leer su sinopsis, que en mi opinión cuenta más de lo que debe. Por ello comentaré la situación de Simon a continuación, en spoiler.

En Estados Unidos tienen la ‘eutanasia involuntaria’. Si eres negro y otro negro dispara a un poli, estos piensan: «Todos se parecen, qué más da uno que otro».

.

SPOILER (el que avisa no es traidor):

La decisión que toma Simon en la película debe ser una de las más duras que puede tomar alguien en su vida. Elige dejar de vivir porque sabe que tarde o temprano terminará siendo una carga para su familia y sus amigos debido a su incurable enfermedad, y también porque no quiere terminar llevando una vida que a su juicio sería indigna. Es una decisión comprensible, aunque si la vemos desde el punto de vista de su hija, por ejemplo, también podemos entender que le parezca un tanto egoísta. Pero por otra parte, ella no debería pedirle que no tome esa decisión ya que no es su vida la que se está apagando, y sin embargo así lo hace, sin tener en cuenta el «chantaje emocional» al que le somete. Y esta reacción también es algo totalmente entendible.

Esto es lo que me ha gustado tanto la película, que aunque pueda parecer ligera, esconde y propone un debate tremendo sobre una de las cuestiones más trascendentales a las que se puede enfrentar un ser humano. Y lo hace de forma franca y sin manipular al espectador, sin intentar imponerle ningún juicio moral sobre qué opción es la mejor (eutanasia sí o eutanasia no). De ahí el 8 que le he dado.

1 espectador ha dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.