Sin perdón

unf92.

.

Título original: Unforgiven
Duración: 2 hrs 5 mins
País: Estados Unidos
Año: 1992
Director: Clint Eastwood
Guión: David Webb Peoples
Reparto: Clint Eastwood, Gene Hackman, Morgan FreemanJaimz Woolvett, Saul Rubinek, Richard Harris, Frances Fisher, Anna Levine, Anthony James
Género: Western.

Mi puntuación:    8,5 / 10

.

 

.

Creo que aún no había escrito sobre ninguna película de uno de mis directores favoritos, el gran Clint Eastwood. Así que voy a saldar esa «deuda» comentando su filme más galardonado (junto a Million Dollar Baby, 4 Oscar y 2 Globos de Oro cosecharon cada una).

UnfFam

Corre el año 1.880 en el pequeño pueblo de Big Whiskey. Una noche como otra cualquiera, un vaquero corta varias veces en la cara a una prostituta que no ha podido evitar reírse al ver el tamaño de su miembro. Enseguida es apresado por los hombres del sheriff (Gene Hackman), junto a un amigo suyo que se encontraba en el mismo local, pero sorprendentemente tan solo son condenados a pagar una multa por semejante agresión. Esto enfurece al resto de prostitutas, que unen sus ahorros para ofrecer una recompensa por la cabeza de los dos hombres. La noticia se propaga rápidamente por los alrededores, y la tranquilidad del pueblo se ve alterada ante la más que probable visita de asesinos y cazarrecompensas. Uno de ellos es William Munny (Clint Eastwood), un antiguo pistolero recientemente enviudado que ahora se dedica simplemente a criar a sus hijos pero que, ante la necesidad cada vez más acuciante de ganar algo de dinero, decide realizar un último «trabajo» tras escuchar la proposición que le hace un joven chico empeñado en llevarse la recompensa (Jaimz Woolvett). Así que tras convencer a su viejo compañero de faena Ned (Morgan Freeman) para que les acompañe, los tres ponen rumbo al pueblo para realizar la tarea.

UnforgSunset

La película comienza con una escena preciosa, en la que se combinan los perfectos colores rojizos del atardecer con los melancólicos acordes de guitarra española del Claudia’s theme (compuesto por el propio Eastwood). Dicha secuencia nos introduce rápidamente en la historia y el pasado del protagonista, pero a partir  de ahí Clint se toma su tiempo en mostrarnos cómo son los personajes y cuál es su forma de pensar, imprimiendo a la cinta un ritmo muy sosegado y sin forzar los acontecimientos. En principio puede parecer que todo transcurre de forma demasiado lenta, pero según se va desarrollando la trama nos damos cuenta de que gracias a ello hemos podido conocer a fondo a los protagonistas.

Uno de los elementos que la diferencian de la gran mayoría de westerns es la forma en la que los personajes abordan cada muerte: supone un drama no solo para el que recibe el disparo (lógicamente) sino también para el que lo ejecuta. Ninguno disfruta matando, a todos les tiembla el pulso en mayor o menor medida a la hora de apretar el gatillo y les remuerde la conciencia. Tan solo el whisky y el ansia de venganza son capaces de limitar estos sentimientos. Por tanto, no tiene  mucho que ver con esas películas del oeste en las que muere gente a granel (con esto no estoy criticando a dichas cintas, algunas me parecen tan buenas como esta; simplemente son distintas formas de enfocar un mismo tema).

UnfHarrHack

Pero los protagonistas tampoco son héroes, ni mucho menos. Son personajes oscuros, que al fin y al cabo están asesinando gente para ganarse la vida, por mucho que podamos comprender sus motivaciones y sus necesidades. Así que todas sus acciones son moralmente censurables y ellos mismos son conscientes de este hecho, por ello sufren en mayor o menor medida cierto tormento interior. Todo este «estudio psicológico» de los personajes es probablemente el mayor acierto de la película, porque es un elemento fascinante e incluso novedoso en el género (o por lo menos, a tanto nivel de profundidad).

Además, hay una buena historia detrás de todo ello, en la que no faltan el drama, la acción, la venganza, algunos toques de humor que funcionan perfectamente y hasta profundas reflexiones sobre la vejez. Todo mostrado con un tono bastante melancólico e incluso de arrepentimiento, por así decirlo, que solamente se abandona en el tramo final. Un final que puede ser un tanto contradictorio con el mensaje del resto de la cinta, pero que a mí me parece muy bueno.

UnfFreeHack

Del reparto poco hay que decir, y es que los nombres hablan por sí solos: Gene Hackman (merecido Oscar al mejor actor secundario por este trabajo en el que clava su papel de sheriff violento y sin demasiados escrúpulos -quizás sea el único personaje que realmente disfruta haciendo daño a los demás-), Morgan Freeman (francamente, parece que no actúa y que él es así en la vida real: un tipo tranquilo y sereno, y un sabio y fiel amigo), Richard Harris (bordando su breve papel de inglés fanfarrón y engreído) y, por qué no, el propio Clint Eastwood (que pese a ser mucho más loable como director que como actor, en este tipo de papeles pocos encajarían tan bien como él). Y en cuanto a la ambientación, fotografía, banda sonora y demás, no hay nada que reprocharle; más bien al contrario, todo resulta como mínimo brillante.

unfEastw

Puede que no sea mi película favorita de Eastwood, ni tampoco el western que elegiría si tuviera que quedarme solo con uno (creo que sería Hasta que llegó su hora, del mítico Sergio Leone), pero merece y mucho la pena darle por lo menos un vistazo. Y además hay que agradecerle que sirviera para volver a dar relevancia a un género casi olvidado por entonces, y para consagrar a Clint como el grandísimo director que es (ya había ganado un Globo de Oro por su dirección en Bird, pero fue a partir de este momento cuando le llovieron los reconocimientos y las alabanzas casi unánimes por parte de público y crítica).

—¡Es usted un cobarde hijo de perra! ¡Ha matado a un hombre desarmado!
—Debió haberse armado cuando decidió decorar su cantina con mi amigo.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.