Django desencadenado

djunch

.

Título original: Django unchained
Duración: 2 hrs 42 mins
País: Estados Unidos
Año: 2012
Director: Quentin Tarantino
Guión: Quentin Tarantino
Reparto: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonardo DiCaprio, Samuel L. JacksonKerry Washington, Dennis ChristopherJames RemarDon Johnson, Franco NeroLaura CayouetteWalton Goggins, David Steen, Tom Wopat, Bruce DernMichael Parks, Quentin Tarantino, Jonah HillMichael BowenZöe Bell, Nichole Galicia
Género: Western. Drama. Comedia negra.

Web oficial:    http://unchainedmovie.com
.
Mi puntuación:    9 / 10
.

Trailer subtitulado en español:

Ayer pude ver la película que más esperaba desde hacía meses, la nueva del director que más me entretiene en la actualidad, Quentin Tarantino. Tenía todos los ingredientes para ser un auténtico peliculón pero, aunque no defrauda en absoluto, no llega al nivel de sus dos grandes obras maestrasPulp Fiction y Reservoir Dogs. Quedaría más bien en un segundo peldaño, aunque ese peldaño está muy por encima de la gran mayoría de cintas que se estrenan cada semana.

La acción nos traslada a los Estados Unidos de mitad del siglo XIX, un par de años antes de la Guerra de Secesión, y nos muestra como un esclavo llamado Django (Jamie Foxx) es comprado por un cazarrecompensas alemán (Christoph Waltz) para que le ayude a capturar a unos asesinos. A cambio de ello, Django obtendrá su libertad. Sin embargo, una vez finalizado el «trabajo», prefiere hacerse socio del alemán en lugar de irse por su cuenta, ya que con el paso de los días han entablado una curiosa amistad.

djangwaljam

Esta historia fue escrita por el director con la intención de ser su particular homenaje a uno de sus géneros favoritos, el spaguetti western, y más concretamente, a la cinta italiana Django (dirigida por Sergio Corbucci en 1966), de la cual ha «copiado» el nombre y los títulos de crédito (incluida la fantástica canción homónima de Luis Bacalov), además de darle un pequeño papel a Franco Nero, el actor italiano que interpretó al protagonista en aquella. Pero no se trata de un remake, ya que las historias de ambas películas tienen poco que ver entre sí aunque haya elementos coincidentes en ellas. Su peculiar tributo al género no termina aquí ni mucho menos, y como es lógico, no faltan las escenas que remiten a Sergio Leone, como las que muestran primeros planos de los ojos de los pistoleros (algo “marca de la casa” del director gran director italiano).

Pero a la vez también es una parodia de este tipo de westerns, como podemos observar, por ejemplo, cuando en un tiroteo al «malo» se le escurre el arma entre las manos cuando va a disparar, algo que puede interpretarse como una burla a las películas en las que el «bueno» siempre es el más rápido. O cuando vemos cómo tras cada disparo recibido los personajes salen exageradamente propulsados hacia atrás y soltando aparatosos chorros de sangre.

Pero no solo se ríe de eso, también de la sociedad americana de aquella época. Memorables las escenas en las que toda la gente se queda mirando a Django sorprendida e incluso horrorizada por ver a un negro montando a caballo o entrando a los bares (situaciones que, por otra parte, seguro que sucedieron realmente). Por burlarse lo hace hasta del Ku Klux Klan en la desternillante secuencia de las bolsas blancas en la cabeza. Si Malditos bastardos supuso su peculiar crítica (y “venganza”, por así decirlo) hacia los nazis, esta podría considerarse de forma parecida pero arremetiendo contra los esclavistas sureños de Norteamérica. Eso sí, sin atisbo de corrección política y utilizando la palabra ‘nigga’ tantas  veces como sea necesario, por mucho que la cinta critique una sociedad racista.

djawaldicjacfox

A pesar de ser aparentemente una película muy violenta y frenética, lo cierto es que durante la mayoría de su metraje todo transcurre con un ritmo muy tranquilo y pausado y, como suele ser habitual en los guiones del director, las conversaciones entre los personajes son bastante largas y elaboradas aunque aborden temas triviales. Hay diálogos sensacionales y momentos de calma tensa, aunque el tramo central puede resultar demasiado tranquilo. No llega a ser aburrido, pero es una de las cosas que no me han convencido demasiado, le falta algo de intensidad. En cambio, el comienzo es realmente impresionante, uno de los mejores que he visto en bastante tiempo, y en el tercio final es cuando verdaderamente aparece la «ensalada» de tiros, sangre, gritos y demás. Esa última parte sí que está repleta de acción y (muchísima) violencia, y en ella se ve al Tarantino más excesivo y libre de ataduras, para lo bueno y para lo malo.

El reparto es otra de las cosas que suele destacar en las películas de Quentin, ya que suele sacar el máximo provecho de sus actores, y en esta ocasión no iba  a ser menos. Se nota una gran química entre la pareja protagonista formada por Jamie Foxx y Christoph Waltz, aunque es este último el que está realmente espectacular. Repite con Tarantino tras su recital en Malditos bastardos, y lo cierto es que lo hace tan bien como en aquella o incluso mejor, ya que aparece muchos más minutos en pantalla. Por su parte, DiCaprio tiene unas cuantas escenas realmente imponentes, destacando su genial conversación con una calavera en la mano (una curiosidad: en esa secuencia se llegó a hacer un corte en la mano y, a pesar de sangrar abundantemente, terminó de rodarla como si nada), y se le ve disfrutar en su papel de refinado malvado en todo momento. También me ha sorprendido la actuación de Samuel L. Jackson, ya que tiene un papel bastante más importante de lo que parecía a priori, y lo borda. Verle hablar en versión original no tiene precio, son varias las carcajadas que solté oyendo sus divertidas expresiones. Hacía muchos años que no nos daba una interpretación tan buena. El resto de actores secundarios no desentona para nada, y algunos como el ¿acabado? Don Johnson asombran en sus pequeños papeles.

djangdicap

En cambio, otro de los elementos que suelen destacar en sus películas, la banda sonora, esta vez no me ha parecido tan grande como en todas sus cintas anteriores. No porque los temas elegidos sean malos (no se puede decir esto habiendo canciones como la ya mencionada Django de Bacalov, el Ain’t no grave de Johnny Cash o unas cuantas de Ennio Morriccone), sino porque algunos chocan un poco con el ambiente de la película (oír canciones de hip hop en pleno oeste es algo que no termino de ver). Me ha parecido una selección musical un poco desacertada en ciertos momentos, y eso es raro en el director.

Así que haciendo balance de los aciertos y los fallos de la esperada película, los aciertos ganan por goleada. Además, hay que tener en cuenta que una de las mejores cosas del cine de Tarantino es que está siempre repleto de referencias cinéfilas y es muy difícil poder apreciarlas todas con un solo visionado (el ejemplo más claro es Pulp Fiction, pero sucede en todas sus películas), así que seguro que esta también gana con futuras revisiones. No es una obra perfecta, pero sí es una cita ineludible para los (numerosos) fans del director de Knoxville. Y para los que no lo sean me atrevería a decir que también. El viernes 18 se estrenará en nuestros cines, no os la perdáis porque el entretenimiento está garantizado.

—Conté seis balas, negro.
—Yo cuento dos armas, negro.

.

9 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.