Al rojo vivo

whiheat49

.

.

Título original: White heat
Duración: 1 hr 54 mins
País: Estados Unidos
Año: 1949
Director: Raoul Walsh
Guión:Ivan Goff, Ben Roberts
Reparto: James Cagney, Edmond O’Brien, Virginia Mayo, Margaret Wycherly, John Archer, Steve CochranG. Pat Collins, Robert OsterlohPaul Guilfoyle, Fred Clark
Género: Cine negro. Thriller.

Mi puntuación:    9 / 10

 

Tras varias entradas hablando de cine reciente, ya era hora de volver a escribir sobre algún buen clásico. Como por ejemplo esta gran muestra de cine negro, una de las mejores cintas que dirigió el prolífico Raoul Walsh (que falleció con más de 130 películas a sus espaldas, casi nada).

whjcagedm

En ella James Cagney se mete en la piel de Cody Jarrett, el jefe de una banda de delincuentes que, tras asaltar un tren y hacerse con un importante botín, se ve acosado muy de cerca por la policía. Para evitar una más que probable sentencia que le condenaría a muerte (ya que el asalto se saldó con varios fallecidos), Cody se entrega confesando haber cometido un robo en otro Estado el mismo día en el que se produjo el asalto al tren, delito por el cual tan solo se enfrentará a 2 años de prisión. Sin embargo, el comisario Evans (interpretado por John Archer) está convencido de que Cody les ha engañado, e intenta a su vez tenderle una trampa infiltrando a un agente (al que da vida Edmond O’Brien) en la prisión para que le siga los pasos de cerca.

Estamos ante una historia repleta de gángsters, crímenes y traiciones, como bien mandan los cánones del cine negro, que cuenta con un guión  muy bien elaborado (no en vano estuvo nominado al Oscar). La fotografía en blanco y negro también está ahí, para jugar con las luces y sombras y darle una mayor intensidad a  varias de las situaciones y a los primeros planos de los actores. Y tampoco falta la «femme fatale», representada en esta ocasión por la guapísima Viriginia Mayo, que interpreta a Verna, la traicionera y manipuladora novia de Cody. La actriz le da una apariencia de inocencia a su personaje, lo que hace que parezca aún más interesante y retorcido.

whvirgmayo

Pero por encima de todo destacan la fuerza y la tensión constantes de la película, gracias a la buena labor de Walsh en la dirección, quien le imprimió un ritmo trepidante a la buena historia que tenía entre manos. Desde ese espectacular inicio en el que vemos el asalto al tren, pasando por un buen puñado de escenas dentro de la prisión, hasta culminar en un final épico e inolvidable; es prácticamente imposible aburrirse viéndola. Entretenimiento puro y duro (literalmente).

Aunque la película no sería tan buena si no estuviese interpretada por James Cagney. Puede que no sea uno de los mejores actores de la historia del cine (aunque yo sí le colocaría en un «segundo escalafón» de grandes intérpretes), pero pocos calzaban tan bien en el papel de tipo duro y sin escrúpulos. Por no hablar de sus legendarios derechazos y su risa pasada de rosca, impresionante y aterradora (sobre todo en la escena final). Un verdadero crack el actor neoyorquino, al que se le ve totalmente metido en su personaje y haciendo la que probablemente sea la mejor interpretación de su carrera. A su lado también destacan la labor de un Edmond O’Brien treintañero (al que aún le quedaba mucha carrera por recorrer pero que ya empezaba a dejarse notar) y los dos personajes femeninos, la mencionada Virginia Mayo y la veterana Margaret Wycherly en el papel de la intrépida y protectora madre de Cagney.

whcagney

Poco más me queda por añadir, si no os he convencido para que la veáis con lo que ya he comentado… no lo hagáis. Pero os perderéis un gran espectáculo y una de las películas más vibrantes de los años 40, sin lugar a dudas.

Big Ed, sí… ¿Sabes por qué le llaman Big Ed? Porque siempre tiene grandes ideas. Algún día tendrá una realmente grande, sobre mí. Y será la última que tenga.

.

2 espectadores han dejado su opinión

  • Una de las mejores y un clásico con todo lo que eso conlleva. Realmente una de las que no envejecen y si lo hacen, es con solera y brillo. Imprescindible si te gusta el negro. Saludos

    • El cine negro es uno de los géneros que más me gusta en general, y eso que aún tengo pendientes de ver clásicos como «La jungla de asfalto», «Cara de ángel» o «Los sobornados». Así que de vez en cuando escribiré sobre alguna más de este género, seguro.
      Gracias por comentar y un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.