Hasta la vista

hlv.

Título originalHasta la vista
Duración: 1 hr 55 mins
País: Bélgica
Año: 2011
Director: Geoffrey Enthoven
Guión: Pierre De Clercq
Reparto: Robrecht Vanden Thoren, Gilles De Schrijver, Tom Audenaert, Isabelle de Hertogh, Kimke DesartJohan Heldenbergh, Karlijn Sileghem, Katelijne Verbeke, Karel Vingerhoets, Marilou Mermans, Ivan Pecnik, Itziar Luengo
Género: Road movie. Drama. Comedia.

Web oficial:    http://www.hastalavistadefilm.be/

.

Mi puntuación: 6,5 / 10

 

Otra de las novedades de la cartelera de esta semana es la belga Hasta la vista. Ganadora de la Espiga de Oro en la SEMINCI de Valladolid de 2011, relata el viaje rumbo a España que emprenden desde Flandes tres jóvenes discapacitados: Philip, totalmente paralítico, Lars, postrado en silla de ruedas por un grave cáncer, y Jozef, prácticamente ciego. ¿Y cuál es el motivo de que decidan venir a nuestro país? Ni más ni menos que visitar un burdel especialmente orientado a minusválidos llamado «El Cielo» (imposible ponerle un nombre más apropiado).

Con semejante sinopsis puede parecer que estamos ante una especie de American Pie, pero nada más lejos de la realidad. Pese a estar catalogada como comedia, a mí me ha parecido mejor desarrollada la parte dramática, ya que si bien se ve siempre con una sonrisa no recuerdo ninguna escena con la que me haya reído a carcajadas. En cambio su «lado serio» sí que plantea cuestiones interesantes, como la discriminación que pueden sentir los jóvenes discapacitados, el (lógico) sobreproteccionismo de sus padres, la incomodidad mal disimulada de algunas personas en el trato con ellos, o incluso cómo los propios chavales se escudan en su problema para en ocasiones comportarse de forma desagradable y grosera. Son cosas que se muestran algo superficialmente, pero ahí están.

El guión es bastante predecible y en algunos momentos fuerza exageradamente el drama, pero también tiene bastantes aciertos. Principalmente, el mostrarnos a estos jóvenes como personas reales y no estereotipadas (algo que se ha dado en más de una ocasión en películas en las que se toca el tema de la discapacidad, sobre todo si son comedias), que a veces actúan de forma egoísta y maleducada pero en muchos otros momentos son comprensivos y agradables. Y que tienen las hormonas por las nubes, como todo el mundo a esa edad.

Bien dirigida, con un ritmo en general ágil pero con pausa y tranquilidad cuando la situación lo requiere, y también muy bien interpretada. El trío protagonista (Robrecht Vanden Thoren, Gilles De Schrijver y Tom Audenaert) lo hace muy bien, con unas actuaciones aparentemente espontáneas y sencillas, y junto a ellos también destaca Isabelle de Hertogh en su papel de Claude, la «taxista» y enfermera de los tres jóvenes, que parece ser borde al principio pero poco a poco se va descubriendo como una persona encantadora.

En realidad se trata de una película muy optimista, pese a tener algunos momentos bastante duros, ya que los tres jóvenes tienen un gran sentido del humor y unas ganas tremendas de vivir aún con los graves problemas que padecen. Y también parece querer dejarnos el mensaje de que con sexo y/o amor, todo es más llevadero.

Por todo ello se puede afirmar que estamos ante una propuesta agradable, simpática y que entretiene durante su visionado a pesar de ser bastante obvia en ciertos momentos, pero que probablemente no dejará mucho poso en la mayoría de los espectadores. Da la impresión de que había material para poder haber hecho algo un poco más relevante.

Claude, tenías razón, esto sí que es un hotel de mil estrellas.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.