El extraño viaje

eev

.

.

País: España
Duración: 1 hr 38 mins
Año: 1964
Director: Fernando Fernán-Gómez
Guión: Pedro Beltrán
Reparto: Carlos Larrañaga, Tota Alba, Rafaela Aparicio, Jess Franco, Lina Canalejas, Sara Lezana, María Luisa Ponte, Luis Marín
Género: Comedia negra. Drama. Cine negro.

Mi puntuación:  9 / 10
.

.

.

El calificativo «extraño» le sienta como anillo al dedo a este largometraje español, ya que se trata de una sorprendente y lograda mezcla de géneros tan (a priori) dispares como la comedia, el drama rural, la intriga, el cine negro e incluso algún momento de terror. Todo ello salpicado constantemente por un humor que empieza siendo muy blanco pero que según avanza el metraje se torna negrísimo en numerosas ocasiones. Lástima que sea una película bastante difícil de encontrar, tanto «legalmente» (en tiendas o videoclubs) como por la vía pirata.

La historia está basada en una idea del gran Luis García Berlanga, quien a su vez se inspiró en un suceso real conocido como ‘el crimen de Mazarrón’ (de hecho, este iba a ser el título de la película, pero la censura franquista lo impidió para no crear mala prensa en torno a dicho municipio), y se desarrolla en un pequeño pueblo español de los años 60, en el que todo transcurre con calma y normalidad y lo único que las rompe es la orquesta que llega de Madrid para tocar cada sábado. Todos los vecinos, tanto los jóvenes como los mayores, se reúnen sin falta en dichas verbenas para pasar un buen rato, como si de un deber inexcusable se tratase, sin que nada haga presagiar el trágico acontecimiento que está a punto de tener lugar en la tranquila localidad.

El retrato de los personajes que habitan dicho pueblo es soberbio. Pueden parecer estereotipados, pero al menos en el pueblecillo salmantino que frecuento cada verano y los de sus alrededores se puede encontrar toda esa fauna casi tal cual aparece en la película (y ya han pasado 50 años desde que se rodó): las beatas señoras mayores sentadas «al fresco» criticando todo lo que se mueve, los abueletetes borrachines echando la partida (viejos verdes incluidos), los mozos como buitres en busca de parienta o diciendo burradas a cualquier chica joven que pase cerca de ellos, la guapa del pueblo a la que le gusta lucirse y parece un poco más «moderna» de lo normal, la señora huraña en torno a la cual surgen leyendas de lo más curiosas, etc. Y también la fascinación de sus habitantes por la verbena, ya que supone el único rato de la semana en el que olvidan sus rutinas. En el caso de las mujeres porque, aparte de diversión, ven a los músicos como hombres «exóticos» que están por encima de los brutos de su pueblo, y los hombres porque, aparte de pasar un buen rato, se alegran la vista.

eevsl

Lo dicho, en ese sentido la película no me parece muy anticuada porque en muchos sitios siguen dándose situaciones muy parecidas (está claro que me refiero a  pueblecitos pequeños castellanos, andaluces o extremeños, por ejemplo; no a los gigantescos y modernos dormitorios de Madrid, Barcelona o Bilbao). Y bastantes expresiones que oímos en la cinta se siguen utilizando en ellos a día de hoy. En definitiva, estamos ante un excelente retrato de la España rural.

Otro importantísimo punto a favor de la película es que es totalmente imprevisible. Parece que vamos a ver un drama o comedia costumbrista, ya que empieza narrando simplemente la vida de los habitantes del pueblo, pero poco a poco va introduciendo una historia paralela que termina convirtiéndose en la principal: la de Ignacia y sus hermanos tontos. Adjetivo que no me invento yo, lo usa la propia Ignacia (muy buena actuación de Tota Alba, por cierto) en una conversación con Fernando (interpretado por un aceptable Carlos Larrañaga) : «Tu hermano será paralítico pero los míos son tontos, que es peor».

Es en esta parte en la que se da la mezcla de géneros de la que hablaba antes, creando situaciones de gran tensión junto a momentos hilarantes. Lo mejor es que el director consigue ensamblar todo a la perfección y sin caer en el absurdo, cosa que podría haber sucedido en manos menos hábiles. Está claro que Fernán-Gómez era un tipo peculiar e irascible (seguro que más de uno solo le recordará, y es una pena que así sea, por su famoso «¡A la mierda!») pero nadie puede discutir que tenía un talento enorme para esto del cine. Además, la trama se resuelve con un sorprendente final, inesperado (al menos para mí) pero congruente y convincente, que te deja con muy buen sabor de boca.

No es una película que se pueda recomendar a todo el mundo, debido a lo atípica y nada convencional que es, pero en mi caso la pondría en el top 5 del cine español sin ninguna duda. Y me da la impresión de que cuando la vuelva a ver (cosa que haré seguro) me gustará aún más, aunque no sé muy bien por qué… pero lo que sí sé es que eso solo pasa con el buen cine.

Deja la lujuria un mes y ella te dejará tres.

(como bien rezaba un letrero en la casa de Ignacia y sus hermanos)

.

3 espectadores han dejado su opinión

  • Precisamente el mayor merito de esta película es su extrañeza ante sus intenciones. En ningún momento deja de navegar por diversos campos, desde el costumbrismo rural, al drama y todo sin despeinarse. Buen pelicula sin duda. Cuidate y lucido analisis

    • Como ya digo, me parece de lo mejor del cine español, y quizás no esté tan reconocida como las películas de Berlanga, por poner un ejemplo. Gracias por el comentario y me apunto tu blog, que no conocía y tiene una gran pinta tanto estéticamente como por lo que escribes. Aunque no comparto tu pasión por ‘Melancolía’, jeje. Un saludo.

  • Pingback: Mis 100 películas españolas preferidas | Toma primera

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.