Submarine

sb.

Título original: Submarine
Duración:  1 hr 35 mins
País: Reino Unido
Año: 2010
Director: Richard Ayoade
Guión: Richard Ayoade
Reparto: Craig Roberts, Yasmin Paige, Noah Taylor, Sally Hawkins, Paddy Considine, Darren Evans, Lily McCann, Gemma Chan
Género: Comedia. Drama. Romántica.

Web oficial: http://warp.net/films/submarine

Mi puntuación:  4 / 10

.

.
Trailer subtitulado en español:

Entre los estrenos del pasado miércoles (al haber posibilidad de puente se adelantaron un par de días) se encontraba esta pequeña cinta británica, que aún no se había exhibido en nuestros cines a pesar de ser del año 2010.

Estamos ante una atípica película que comienza de forma prometedora, con una buena presentación de su protagonista, un joven quinceañero y fantasioso llamado Oliver Tate. En dicha introducción se nos muestra, entre otras cosas, una divertida escena en la que imagina cómo sería su propio entierro. Pero me atrevería a decir que esto es probablemente lo mejor de la cinta, junto con alguna que otra reflexión que hace Oliver a lo largo del metraje. Y sucede en los primeros cinco minutos…

Me ha recordado mucho al peculiar cine que suele ofrecernos Wes Anderson (el director de Academia Rushmore y Moonrise Kingdom, entre otras), ya que está repleta de personajes estrafalarios y también vemos los pensamientos maduros que pasan por la mente de un chico adolescente, narrados con una voz en off que termina haciéndose algo pesada para mi gusto. Pero a diferencia de las películas de Wes, que suelen tener un aire divertido, en Submarine todo está contado con una especie de melancolía y tristeza que lo único que consigue es distanciar al espectador de la historia. Y si a este aspecto mustio le sumamos algunas escenas con silencios interminables y otras con planos incomprensibles, la impresión que da es que nos quieren «vender» algo como si fuera mucho mejor de lo que realmente es, lo cual me molesta y mucho.

El hecho de que una película sea original y no lo mismo de siempre es algo que normalmente valoro como algo positivo, pero aquí tanta rareza resulta excesiva y termina siendo su lastre más importante. Rarezas que encontramos, además de en los aspectos formales que comentaba en el párrafo anterior, en los personajes: ni el protagonista, ni sus padres, ni los vecinos, ni la novia; no hay ni uno que sea normal, o mejor dicho, real. Pero lo peor es que también  son raras sus reacciones y sus comportamientos. Porque podrían ser personajes disparatados pero con motivaciones o formas de actuar medianamente comprensibles, pero este no es el caso. Y por ello, no he empatizado en ningún momento con nadie ni nada de lo que se nos muestra, así que el tedio no ha tardado en vencerme y una película que dura poco más de 90 minutos se me ha hecho eterna. Y si hay algo de humor en lo que nos quieren contar o en la manera en la que lo hacen, yo no lo he encontrado por (casi) ninguna parte.

Las canciones que componen su banda sonora sí que me han gustado bastante, pero suenan con cuentagotas. También destaca la fotografía en algunas escenas, sobre todo en las que están rodadas en la playa. Y de las actuaciones no sé muy bien qué pensar, porque si pretendían ir acordes con el tono triste de la película no se les puede reprochar nada, lo hacen perfectamente.

Pero si tenéis pensado ir al cine estos días, yo os aconsejaría elegir antes que Submarine unas cuantas opciones de la cartelera actual, sin ninguna duda.

A veces me gustaría que hubiera un equipo de grabación siguiendo todos mis movimientos, y me imagino la cámara elevándose mientras camino. Pero como las cosas no mejoren mucho, la biografía de mi vida sólo tendrá presupuesto para un zoom-out.

.

2 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.