Argo

argo_g.

Título original: Argo
Duración: 2 hrs
País: Estados Unidos
Año: 2012
Director: Ben Affleck
Guión: Chris Terrio
Reparto: Ben Affleck, Bryan Cranston, Scoot McNairy, Tate Donovan, Clea DuVall, Rory Cochrane, Kerry Bishé, Christopher Denham, John Goodman, Alan Arkin, Victor Garber, Zeljko Ivanek, Chris Messina, Farshad Farahat, Kyle Chandler, Sheila Vand, Omid Abtahi, Michael Parks, Titus Welliver, Philip Baker Hall
Género: Thriller.

Web oficial:  http://argothemovie.warnerbros.com/

Mi puntuación:  8 / 10
.

Trailer subtitulado en español: 
.
Como ya hiciera en mi anterior entrada, hoy también voy a escribir sobre una película que se estrenó el viernes pasado, Argo. En esta ocasión la historia nos traslada a 1979, a Teherán concretamente. La embajada de EEUU de dicha ciudad ha sido tomada por cientos de iraníes que exigen la extradicción del Sha Mohamed Reza Palevi, exiliado en Nueva York. Seis americanos consiguen escapar antes de ser tomados como rehenes y refugiarse en el apartamento de una pareja canadiense, pero no pueden salir a la calle sin el temor de ser apresados (o algo peor). La CIA ha de acudir al rescate y para ello contrata a Tony Méndez, experto en estas lides. Tras barajar diversas opciones, se decantan por la opción de enviar a Tony a Irán con la excusa de rodar allí los exteriores de una película de ciencia-ficción (cómo no, en esa época, con el reciente éxito de Star Wars, solo podía ser de ese género) y de vuelta traer consigo a los americanos, dándoles pasaportes falsos como si fueran parte del equipo de grabación.

¿Suena rocambolesco como mínimo, no? Pues lo más curioso de todo es que sucedió de verdad, durante la llamada crisis de los rehenes de Irán, tal como nos señalan al comienzo y nos muestran en las imágenes de los créditos finales (espectaculares, por cierto). Ya se sabe, la realidad supera siempre a la ficción.

Entrando a comentar la película en sí, lo primero es reconocer que Ben Aflleck lo ha vuelto a hacer: es su tercer largometraje como director, y por tercera vez da muestras de saber manejar realmente bien los tiempos y el ritmo de una película. Con un estilo directo, fluido, técnicamente sobrio y sin adornos ni usos extraños de la cámara, como debe ser. Y, al igual que en sus dos anteriores filmes, de nuevo lo hace en base a un guión sólido y bien hilado.

bb

La característica más destacable de Argo es su capacidad para mantener la tensión durante todo el metraje, culminando en dos escenas soberbias: la del aeropuerto y la del bazar. Cualquiera que haya viajado a ciudades medianamente exóticas (Marrakech o Estambul me valen, por ejemplo, aunque ya estén muy occidentalizadas) habrá notado en mayor o menor medida algo de nerviosismo al pasear por las callejuelas de sus zocos o bazares, siempre abarrotadas de gente. Ya sea en su intento de venderte lo que sea o porque te ven como «algo distinto», la verdad es que te sientes observado (y si eres mujer, supongo que mucho más). Así que si nos ponemos en el papel de los personajes, que además se estaban jugando el pescuezo si alguien les identificaba, podremos imaginarnos la presión que pasaron en esos momentos. La película transmite esto de forma espectacular.

Muy buena también la ambientación, con vestimentas, peinados y música de finales de los 70 y principios de los 80, y excelente la recreación y caracterización de los personajes (que son reales, como ya he dicho y como vemos al final). Se nota que detrás de ella ha habido un gran trabajo de documentación y mucho respeto hacia la historia original. Además, hay numerosos toques de humor que le dan frescura a la cinta, sobre todo en su primera mitad (en la parte final estos chispazos tienen menos gracia e incluso cortan un poquito la tensión de la cinta). Y es muy divertido ver las pullas que sueltan los personajes de John Goodman y Alan Arkin sobre la vida de Hollywood y el mundo del cine (al que también se homenajea, no solo se le critica). Pero sobre todo, su gran mérito es que entretiene a lo grande. Esto es, para mi gusto, lo que debe ser el cine: entretenimiento, diversión, evasión. Sin esta base ya puede ser una película técnicamente muy buena, con unas imágenes preciosas o con muy buenas reflexiones, que nunca va a llegar a engancharme y por lo tanto no me podrá gustar.

Argo

Está todo tan bien llevado que no molesta ni la poca expresividad habitual del actor metido a director. Incluso diría que, aunque apenas gesticule, su actuación me ha resultado más convincente que en otras ocasiones. Y además debe ser un tipo inteligente, porque seguramente es consciente de su poca valía como intérprete y por ello se rodea con un extraordinario plantel de secundarios, que no le roben el protagonismo pero que sostengan con creces la película. Ya lo hizo en The town con idéntico resultado. En esta ocasión todos funcionan muy bien en conjunto, desde el siempre solvente Bryan Cranston (Walter White para los amigos) a los ya mencionados Goodman y Arkin (el contrapunto cómico de la cinta), pasando por los que interpretan a las seis personas que deben ser rescatadas.

En el debe de la película, principalmente algunos momentos muy forzados que son los típicos clichés hollywoodienses en películas de este tipo. Me refiero a esas situaciones en las que los vehículos nunca arrancan a la primera, esas llamadas de teléfono que se contestan en el último instante, etc. No pasa nada por ponerlas, pero le restan credibilidad a lo que estamos viendo. Y además, no creo que en este caso fuera necesario introducirlas para crear tensión, porque sin ellas ya estaba más que lograda. Tampoco me han dicho nada las escenas en las que se nos muestra la vida familiar del protagonista, aunque no creo que lleguen a ocupar ni 2 minutos del metraje, así que esto casi es quejarme por no estar callado. Y la (casi siempre) inevitable sensación de que los Estados Unidos son siempre los «buenos» también está ahí, pero en este caso no me molesta ni lo más mínimo al tratarse de una historia real.

En todo lo demás, chapó para el señor Affleck. Lo mejor es que al terminar te deja la impresión de que todo está donde debe estar, y no se me ocurre un mejor halago al hablar de una película. Veremos si sigue manteniendo este nivel en su próxima cinta, Apocalipsis (prevista para 2015). Yo apuesto a que sí.

—¿Realmente crees que esta historia servirá de algo cuando nos pongan un arma en la cabeza?
—Creo que esta historia es lo único que hay entre vosotros y un arma en vuestras cabezas.

4 espectadores han dejado su opinión

Responder a Maribel R. Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.