Wonder Woman


Título original:
 Wonder Woman
Duración: 2hrs 20mins
País:
 Estados Unidos
Año: 2017
Director: Patty Jenkins
Guión: Allan Heinberg
Reparto: Gal GadotChris PineDavid ThewlisDanny HustonElena AnayaConnie NielsenRobin WrightSaïd TaghmaouiEwen BremnerEugene Brave RockLucy DavisJames Cosmo
Género: Superhéroes. Acción. Aventuras.
Mi puntuación:  7 / 10

Tráiler (en versión original subtitulada):

En tiempos de la I Guerra Mundial, un piloto norteamericano (interpretado por Chris Pine) sufre un aparatoso accidente y termina siendo arrastrado por el mar hasta una paradisiaca isla llamada Temiscira que está habitada únicamente por mujeres guerreras. Ellas son las amazonas, que viven allí ancladas en el pasado y aisladas de todo lo que acontece en el mundo exterior para no verse afectadas por el mal que han sembrado los hombres en el mundo. Pero la inesperada llegada del piloto despierta las inquietudes de Diana (Gal Gadot), la joven princesa de estas guerreras, que siente tanta curiosidad por saber lo que hay fuera de la isla como necesidad de ayudar a terminar con esa devastadora guerra de la que nunca había oído hablar y que al parecer está cobrándose millones de muertos por todo el mundo. Así, desoyendo las prohibiciones de su madre, la reina Hippolyta (Connie Nielsen), se embarcará en un viaje en el que descubrirá que ella no es ni mucho menos una mujer corriente y que posee unos dones realmente extraordinarios.

Si esperáis encontrar en esta película una gran trama con un desarrollo profundo y elaboradísimo, siento deciros que no lo haréis. En cambio sí que hallaréis entretenimiento y espectacularidad a raudales, puesto que es un relato repleto de aventuras, acción y evasión pura y dura. La escena que transcurre casi al inicio del filme en la que las amazonas, con sus arcos y espadas, se enfrentan a unos soldados alemanes perfectamente armados con rifles y otras armas de fuego, puede ser el mejor resumen de la película en sí misma: es algo tan surrealista como disfrutable. No conozco los cómics así que no sé hasta qué punto lo que nos cuenta el filme es fiel a ellos y a su espíritu (aunque lo mismo me da, porque son productos distintos) pero en esta historia se entremezclan espías, soldados, dioses griegos, amazonas y superheroínas como si fuera lo más normal del mundo, y además logra que te lo “creas” dentro de la ficción.

También contribuye a que el espectador pase un buen rato su incuestionable toque humorístico, que se explota sobre todo en ese choque cultural que se produce entre la ingenua protagonista y el soldado que ha visto demasiado mundo cuando ambos se embarcan en la aventura fuera de la isla. No es que te rías a carcajadas en ninguna escena, pero ver la torpeza con la que se mueve la amazonas en el mundo civilizado (y feo, como ella dice al llegar a Londres), es algo muy divertido y muy bien mostrado.

Respecto al reparto del filme, lo cierto es que me ha sorprendido muy gratamente. Gal Gadot demuestra que no solo es una cara bonita y convence plenamente tanto en el apartado físico, porque te la crees perfectamente como amazonas, guerrera y superheroína, como en el dramático, sin gestos exagerados ni sobreactuaciones y transmitiendo emociones de forma natural. También me ha gustado la interpretación de Chris Pine, un actor que hasta ahora nunca me había entusiasmado. Además ambos están acompañados por un buen abanico de secundarios conocidos y solventes, entre ellos la española Elena Anaya, de los que me quedaría con las veteranas Connie Nielsen y Robin Wright (que este año ha vuelto a demostrar una vez más lo gran actriz que es en la quinta temporada de House of cards, en la que para mí está incluso mejor que su coprotagonista, el gran Kevin Spacey). Las dos son capaces de hacerte creer, en sus breves roles, que son dos autoritarias guerreras bien curtidas y además se permiten lucir la excelente forma física que tienen aun sobrepasando la cincuentena.

Por otra parte, a su apartado técnico apenas se le puede poner algún pero. Los efectos especiales son excelentes (aunque en el tramo final abrumen), al igual que la ambientación y vestimenta tanto de las amazonas en la isla como del resto de personajes fuera de ella, y la banda sonora de Rupert Gregson-Williams no desentona en absoluto, ni eclipsa en ningún momento a las imágenes ni aturde al público (algo que sí sucede a veces en este tipo de filmes). Además de todo ello, la directora Patty Jenkins se encarga de imprimir el ritmo adecuado en casi todo momento, aunque sus 140 minutos terminando pesando. Por cierto, el hecho de que una mujer haya dirigido una historia de acción protagonizada por una heroína también ha sido algo muy aplaudido por algunos sectores, pero para mí eso no tiene mayor relevancia ni me hace valorar más (o menos, si se hubiera dado el caso de que no me hubiera gustado) el filme.

Así que no es que Wonder Woman sea un auténtico peliculón porque en algún momento de su desarrollo se hace un poco pesada, como ya he comentado, y al final recurre a la típica lucha contra el supervillano, alargadísima y saturada de pirotecnia y efectos especiales, algo que quizás podrían haberse ahorrado o, al menos, reducido. Pero ojalá todas las películas de superhéroes se acercasen más a este concepto de diversión sin mayores pretensiones que las de hacer pasar un buen rato al espectador, sin complicarse en trágicos dramas sobre lo incomprendidos y atormentados que están estos superhombres y supermujeres, porque eso solo ha funcionado en la trilogía del Caballero Oscuro y en contadas ocasiones más. Y como no podría ser de otra forma dada la gran acogida que está teniendo por parte de la crítica y, sobre todo, del público, ya se ha confirmado la secuela.

 Siempre has sido mi gran amor.
Pero hoy eres… mi gran dolor.

Deja un comentario