Música de película: Malditos bastardos

En la escena final de Malditos bastardos, el teniente Aldo Raine al que con tanta gracia interpretó Brad Pitt decía que “Esa podría ser su obra maestra”, algo que seguro pensó Quentin Tarantino al terminar su sexto largometraje (la humildad no es una de las virtudes del genio de Knoxville, está claro). No estoy de acuerdo con esa idea porque me parecen más redondas unas cuantas películas suyas, pero eso no quiere decir que sea una obra despreciable en absoluto. Todo lo contrario, porque es una cinta entretenidísima que combina con gran acierto el humor, la intriga, la Historia (“ligeramente” versionada por Tarantino, claro), el drama e incluso el romance y que contiene momentos tan magistrales como esa escena introductoria en la que Christoph Waltz se come la pantalla o la larga secuencia de los “juegos de cartas” que precede a un multitudinario tiroteo en un bar. Como suele suceder en casi todas las películas del director, pese a su larga duración el interés apenas decae en ningún momento, lo cual demuestra la suma facilidad con la que es capaz de enganchar al público (al menos a mí… y a otras cuantas decenas de miles de cinéfilos que le idolatran), algo al alcance de muy pocos.
Y, como también suele suceder en sus filmes, la banda sonora es otro de sus puntos fuertes. Una vez más, Tarantino sorprendió y acertó con su selección musical al elegir un montón de temas sacados de diversos westerns para acompañar la narración de una historia ambientada en la II Guerra Mundial. Y la ocurrencia funcionó, vaya que sí. Entre todas las canciones destacan sobre todo, como no podría ser de otra forma si hablamos de música westerns, las siete canciones de Ennio Morricone; eso sí, ninguna de ellas compuesta para esta película, ya habían sido utilizados en diversos filmes muchos años antes. Aunque si parece raro utilizar música western para un relato de los años 40, aún más chocante podría ser escuchar a David Bowie en un contexto asíY sin embargo, la escena en la que suena su ‘Cat people’ es un gozoso derroche de estilo, la combinación de la vengativa letra de Bowie con la meticulosa preparación de Shosanna (Mélanie Laurent) para llevar a cabo su propia vendetta es inolvidable.
A continuación podéis ver (y escuchar) esa secuencia, junto a algunos de los mejores temas de la banda sonora.

Ennio Morricone – Rabbia e tarantella

David Bowie – Cat people (Putting out the fire)

Nick Perito – The green leaves of summer

Ennio Morricone – Un amico

Lillian Harvey & Willy Fritsch – Ich wollt ich wär ein huhn

Ennio Morricone – The verdict

2 espectadores han dejado su opinión

  • Solo la primera escena de la película en la casa y la escena del juego de cartas de la taberna con Christoph Waltz ya son magistrales interpretaciones y muy superiores a las de Leonardo DiCaprio, en mi opnión

    • La actuación de Christoph Waltz es tremenda, un Oscar más que merecido el que se llevó. Pero no entiendo la comparación con Leonardo DiCaprio… te refieres a Brad Pitt? O a la que hizo en Django desencadenado?
      Saludos!

Deja un comentario