Música de película: Todos queremos algo

EveryWSomSndtrTodos queremos algo es el nuevo trabajo de Richard Linklater, uno de mis directores favoritos del panorama actual porque es capaz de implicarme emocionalmente en sus historias como casi ningún otro realizador puede hacerlo, me suelo identificar con sus personajes y “filosofías” en muchos aspectos. Esta nueva película suya, ambientada en los años 80 y que nos presenta a un grupo de jóvenes jugadores de béisbol universitarios, no está a la altura de las mejores de su filmografía (como Boyhood o, sobre todo, la magnífica trilogía de Antes de…) pero no por ello deja de ser buena. Y eso que al principio no me enganchó mucho, porque su humor me parecía muy simplón y poco mejor que el de las típicas comedias sobre adolescentes: fiestas, sexo, alcohol, etc. Pero poco a poco vas conociendo mejor a casi todos los personajes, los gags también están mejor elaborados y además los diálogos van adquiriendo más profundidad, un tono más agridulce y reflexivo. Más real, en definitiva, porque muchos de los protagonistas empiezan a comprender que su “buena vida” está a punto de terminarse y que en unos pocos meses la diversión tendrá que dejar paso a las responsabilidades que conlleva el ser adulto. No deja de ser curioso ver que, treinta años después de esos años 80, los miedos y motivaciones de la mayoría de jóvenes del mundo sigan siendo, a grandes rasgos, los mismos.
Como sucede en muchas películas ambientadas en el mundo universitario, la música no deja de sonar durante todo el metraje. Para que os hagáis una idea, el recopilatorio oficial de la banda sonora (que en el extranjero también se ha lanzado en formatos de cassette y vinilo, una delicia para los nostálgicos) está compuesto por 16 canciones pero en la película se oyen hasta 45 temas. Y, al transcurrir en los años 80, la selección musical abarca géneros tan diversos como el rock, el pop, el funk, la música disco o incluso algo de punk en algún momento, dando como resultado una banda sonora muy amena y “bailable” en la que no faltan auténticos himnos como el My Sharona de The Knack, el Because the night de Patti Smith (y Bruce Springsteen) o el Heart of glass de Blondie, por citar solo algunos. Aunque de todas las canciones que se escuchan en la cinta, yo me quedo con estas (creo que se notará que soy más “rockero” que “discotequero”):

The Knack – My Sharona

Blondie – Heart of glass

Patti Smith Group – Because the night

Pat Benatar – Heartbreaker

Devo – Whip it

Van Halen – Everybody wants some!!

 

Dire Straits – Hand in hand

“BONUS” (se escucha en la película pero no figura en el recopilatorio oficial):

Queen – Another one bites the dust

Deja un comentario