Requisitos para ser una persona normal

.
RequisitNorm.
Duración:
1hr 34mins
País:
 España
Año: 2015
Director: Leticia Dolera
Guión: Leticia Dolera
Reparto: Leticia DoleraManuel BurqueMiki EsparbéSilvia MuntJordi LlodràAlexandra JiménezJorge SuquetNuria GagoDavid VerdaguerCarmen MachiJosé Luis García Pérez
Género: Comedia. Romántico.
Web oficial: http://www.requisitosparasernormal.com/

Mi puntuación:  8 / 10
.

Trailer:

Muy de vez en cuando te sientas a ver una película de la que no esperas gran cosa y te llevas una gratísima sorpresa. Eso es lo que me ha ocurrido con el debut como directora de Leticia Dolera, una actriz que ni siquiera me llamaba demasiado la atención… hasta ahora.

La propia Dolera interpreta a la protagonista de la historia que también ha escrito ella misma. Su personaje se llama María de las Montañas (precioso nombre, ya hay muchas Marías del Mar en el mundo) y es una chica que acaba de cumplir treinta años sin tener ninguna de las cosas que considera que ha de tener cualquier persona normal: trabajo, casa, pareja, aficiones, vida social, vida familiar y felicidad. Incluso ha escrito una lista con esos siete elementos para ir «destachándolos» a medida que los vaya consiguiendo, algo a lo que le ayudará Borja (Manuel Burque), un trabajador de Ikea al que conoció mientras buscaba una bombilla en la sección de iluminación.

Seguro que solo con leer la sinopsis ya podéis haceros una idea muy clara de cómo va a transcurrir la película porque sí, como dicen los que más la han criticado, su desarrollo es muy pero que muy previsible en casi todo momento. Sin embargo, ¿qué más da eso cuando lo que estás viendo te hace reír, te emociona, te transmite optimismo y, en definitiva, logra que sientas algo ahí dentro? Cuando el «viaje» es gozoso, que el «recorrido» o el «destino» sean tópicos y típicos importa bastante poco, al menos a mí.

Y lo que hace tan ameno y bonito el «viaje» es la compañía, claro. Porque Dolera retrata a un par de personajes que quizás no sean para nada normales (aunque en mi opinión lo son mucho más de lo que ellos mismos creen) pero con los que muchos jóvenes de esa edad más cercana a la treintena que a la veintena podrán sentirse identificados. Aunque tengas todos los elementos de la lista que hace la protagonista, seguro que muchas de las cuestiones que plantea la película se han cruzado por tu mente alguna vez y que varias de las cosas que suceden en ella también las has vivido tú. Como eso de preguntarte por qué haces algo que realmente no quieres pero que se supone que debes hacer porque así lo «dicta» la sociedad (como bien decía El Chojin en una de sus mejores canciones, toda una lección de vida), o esa situación en la que conoces a alguien con quien te sientes más que bien pero te niegas a admitir que ahí hay algo más que amistad (ese «soy idiota» que suelta Borja en un momento dado lo hemos pensado todos alguna vez, seguro), o esa impresión de sentirte sin rumbo y con la necesidad de empezar de nuevo sin saber muy bien cómo. Por poner solo unos ejemplos de algunos asuntos que aborda el buen guión de Dolera.

Puede que estos temas no sean novedosos, pero al ser tan universales es difícil que no te interesen. Sobre todo al estar narrados con tanto encanto, de forma amable, casi ingenua, con un ritmo muy ágil salpicado de situaciones divertidas y sin caer en el edulcoramiento, ni siquiera cuando se adentra en el terreno más romántico. La colorida fotografía y la música (repleta de canciones indies compuestas principalmente por Luthea Salom junto a algún tema más conocido como Viaje a los sueños polares de Family o La cara noroeste de McEnroe) también van en esa línea «buenrollista», y el gran trabajo de la pareja Dolera – Burque hace el resto con su simpatía y naturalidad. María de las Montañas y Borja resultan ser un dúo entrañable gracias a la gran conexión que muestran tener los dos actores.

No es perfecta, ya que a ese defecto que ya he comentado de ser tan predecible se le añade el de contar con alguna subtrama que no aporta gran cosa (la homosexualidad del hermano de la protagonista, la tormentosa relación de sus padres), pero este es el tipo de películas «indies» que me gusta ver. Aquí, al contrario de lo que comentaba sobre Yo, él y Raquel hace pocos días, la peculiaridad de los personajes no llega al punto de ser exagerada o extravagante, así que es muy fácil empatizar con ellos y disfrutar con sus ocurrencias. Ojalá vosotros lo paséis tan bien como yo viéndola, si os animáis a ello. Y ojalá Leticia Dolera no tarde mucho en volver a escribir y a rodar una nueva película, porque parece que tiene talento y creatividad a raudales para narrar historias.

Dices que buscas un novio «normal», pero si fuera normal… según tu lista ya tendría pareja, ¿no?

«Bonus» – a continuación os dejo una lista de Youtube con las canciones compuestas por Luthea Salom, merece la pena escucharlas:

 

5 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.