El desconocido

DesconPst.
Duración: 1hr 42mins
País:
 España
Año: 2015
Director: Dani de la Torre
Guión: Alberto Marini
Reparto: Luis TosarPaula del RíoMarco SanzJavier GutiérrezGoya ToledoElvira MínguezFernando CayoAntonio MourelosRicardo de BarreiroMaría MeraLuis ZaheraXosé Barato
Género: Thriller. Drama. Intriga.
Web oficial: http://www.vacafilms.com/el-desconocido/

Mi puntuación:  8 / 10
.

Trailer en español:

Carlos (Luis Tosar) es el director de una oficina bancaria de A Coruña, aparentemente más preocupado por su trabajo que por su familia. Una mañana, excepcionalmente, es él quien lleva al colegio a sus dos hijos (interpretados por Paula del Río y Marco Sanz) en lugar de su mujer (Goya Toledo), pero al poco de arrancar su coche recibe la llamada de un número desconocido que le dice que ha colocado varias bombas bajo los asientos del BMW y que se activarán si alguno de los pasajeros se levanta de los mismos. El desconocido exige una cantidad desorbitada de dinero a Carlos a cambio de la desactivación de las bombas, pero éste duda de si quien le está llamando está gastándole una especie de broma de muy mal gusto o se trata de un extorsionador de verdad.

Así arranca el debut en el cine del director gallego Dani de la Torre, una premisa francamente interesante (aunque no se puede decir que sea muy original) a la que el realizador consigue sacar el máximo partido posible. La esperada tensión es constante casi desde el mismo comienzo de la película, las escenas de acción y persecuciones están muy bien rodadas y también sabe alternar perfectamente los momentos más dramáticos con los de pura adrenalina, sin llegar a pecar ni de sentimentalismo ni de desenfreno excesivo en ningún momento. Es más, la angustia se mantiene incluso cuando la cámara nos saca del coche para ver lo que está pasando a su alrededor. Y, si bien es cierto que el director contó seguro con sobrados recursos económicos y materiales para llevar a buen puerto (nunca mejor dicho) su película, también lo es que esto no siempre garantiza el éxito. Él lo logra, al menos en mi opinión, así que a su labor no le puedo poner pegas.

Por otra parte, en una película cuya acción transcurre sobre todo entre cuatro paredes (en este caso de un coche), el buen hacer del reparto es algo fundamental para que funcione. Y aquí, por fortuna, hay actores de talento. Decir que Luis Tosar realiza una soberbia interpretación es casi una redundancia, así que la gran sorpresa la da la jovencísima Paula del Río. Al principio puede resultar un tanto pedante, pero conforme se va desarrollando la trama su actuación se va tornando cada vez más sobrecogedora, intensa y emotiva, y su desasosiego siempre resulta creíble. Candidata clara al Goya a la mejor actriz revelación del año, sin duda alguna. Y tampoco lo hace mal el pequeño Marco Sanz interpretando a su hermano. Los actores de «fuera del coche» también están más que correctos, especialmente la siempre solvente Elvira Mínguez y un Javier Gutiérrez que vuelve a meterse en un nuevo papel dramático tras su excelente actuación en La isla mínima. Quizás la descafeinada Goya Toledo sea la única que no está a la altura del resto (cada vez me pregunto más si la gran interpretación que realizó en Amores perros no sería fruto de la casualidad, porque desde entonces no ha ofrecido nada ni remotamente parecido).

Evidentemente, es difícil creer que lo que vemos en pantalla pueda suceder realmente en nuestro país (la propia niña lo dice en una escena, no sé si es un guiño intencionado del guionista), pero si nos dejamos llevar podremos disfrutar de un auténtico espectáculo repleto de ritmo y nervio que, además, siempre sigue una línea bastante coherente en el desarrollo de los hechos, por mucha «fantasmada» que parezcan estos (salvo un punto que comento al final en spoiler). Puede sobrar algún adorno innecesario (ese helicóptero persiguiendo al coche, por ejemplo, que espero que no sea influencia de El Niño y empiece a verse en todas las cintas de acción españolas) y el desenlace no me termina de convencer completamente,  pero en general me lo he pasado en grande y me he metido totalmente en ella (algo que cada vez me cuesta más, por desgracia), así que como entretenimiento puro y duro creo que funciona de maravilla.

Curiosamente, lo que más me ha chirriado de todo no ha sido esa sensación de estar viendo algo imposible, sino la crítica social que hace a los bancos y al sistema. Es cierto que dentro de la trama tiene sentido, no está metido con calzador, pero ya es un tema demasiado trillado que además queda totalmente relegado a un segundo plano, porque aquí lo principal es lo que sucede más que el por qué.

Por último, he leído que algunos critican su falta de originalidad o de identidad propia, diciendo que parece que su único objetivo es imitar al cine americano. Lo de la poca originalidad de su argumento está claro, ya que es difícil verla sin pensar en Speed, Última llamada u otro puñado de películas «agobiantes», aunque no creo que eso sea importante siempre que la película siga resultando entretenida y capaz de mantener el interés hasta el final, como es el caso. Pero lo de la identidad propia me parece una soberana tontería. ¿Acaso todo el cine español tiene que tener unas señas particulares y comunes? ¿No es mejor alegrarse de estar en una época en la que aquí se producen filmes tan diversos como las originales y atípicas Magical girl o Blancanieves o propuestas más «comerciales» y «simples» como Lo imposible, Mientras duermes o esta misma? Yo tengo bien clara la respuesta.

¿Lo dices en serio, papá? Estas cosas no pasan aquí, saluda porque vas a salir en Youtube.
.

SPOILER
(para leerlo, seleccionar el texto que hay a partir de las flechas rojas, que está oculto para evitar lecturas «accidentales»)

⇒⇒⇒Seguramente los espectadores cinéfilos (o los que vean Águila Roja, sin ir más lejos) y que tengan un poco de oído se darán cuenta en seguida de que la voz del «desconocido» es la de Javier Gutiérrez. Esto podría haber sido un problema de haber optado por jugar a la baza de la «sorpresa final» o de dar giros «inesperados», porque una vez que él aparece en pantalla quien haya estado atento ya conoce de antemano sus intenciones. Pero por fortuna no es así y su personaje se «delata» a sí mismo en cuanto habla con el de Tosar, sin que ello suponga una pérdida de interés o de tensión desde ese momento hasta el final del filme. Lo que sí que me parece un fallo importante es que la policía se crea que él es el hermano del protagonista y le permita cruzar el cordón de seguridad sin impedimento alguno. ¿No le pidieron documentación? ¿O tenemos que pensar que llevaba un DNI falsificado o algo parecido? Lo veo muy cogido con pinzas, es el único punto de la película que no me convence en absoluto. Porque el resto, como ya he dicho, aunque pueda parecer irreal al menos sí que es coherente y lógico en su desarrollo.

6 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.