El Niño

NiñoPstDuración: 2 hrs 10 mins
País: España
Año: 2014
Director: Daniel Monzón
Guión: Jorge GuerricaechevarríaDaniel Monzón
Reparto: Luis Tosar, Jesús CastroJesús CarrozaSaed ChatibyBárbara LennieEduard FernándezSergi LópezMariam BachirMoussa MaaskriIan McShane, Juan Motilla, José Manuel Poga, Juan Carlos VillanuevaAntonio GómizDaniel Morilla

Género: Thriller. Drama. Acción.

Web oficial: http://www.elniñolapelicula.es/

Mi puntuación:  7,5 / 10
.

Trailer:

Había mucha expectación por ver lo nuevo de Daniel Monzón tras el gran sabor que dejó su anterior filme, Celda 211, y más aún sabiendo que volvía a contar con el gran Luis Tosar para liderar su reparto. Además, por si esto fuera poco, la televisión se ha encargado de bombardearnos estos días con publicidad constante, entrevistas a los actores y demás (hasta yo que apenas la veo lo he «sufrido»), así que el hype estaba bastante alto. Y, aunque no llega al nivel de impacto de la mencionada Celda 211, esta película es la confirmación de que el director mallorquín sabe perfectamente cómo dirigir un thriller y rodar escenas de acción repletas de tensión. Quién lo hubiera dicho hace más de diez años viendo sus decepcionantes primeros filmes.

En esta ocasión, Monzón abandona los espacios cerrados de la prisión de Celda 211 para contarnos una historia que difícilmente podría transcurrir más al «aire libre», en el estrecho de Gibraltar, y que protagonizan un veterano inspector de la policía antidroga llamado Jesús (Luis Tosar) y un joven al que se conoce como ‘El niño’ (Jesús Castro), un mecánico con gran habilidad para conducir lanchas acuáticas y todo tipo de vehículos que se introduce junto con su amigo ‘El compi‘ (Jesús Carroza) en el mundo del narcotráfico, en busca de dinero fácil . Sus caminos se cruzarán durante la investigación policial que dirige Jesús cuyo objetivo es detener a un hombre afincado en Gibraltar, conocido como ‘El inglés’ (Ian McShane), que hace de intermediario entre las peligrosas bandas de traficantes que se mueven en el estrecho.

La película funciona a la perfección como thriller de acción. Repleta de tensas secuencias de espionaje y de adrenalíticas escenas de acción, destacan especialmente las de las persecuciones a toda velocidad, ya sean por tierra, mar o aire. Las dos en las que el helicóptero de la policía persigue por el estrecho a la lancha pilotada por ‘El niño’ tienen poco que envidiar a las que podemos ver en las superproducciones de acción de Hollywood, son realmente impresionantes, un auténtico espectáculo.

Pero el filme flojea un poco cuando se aleja del thriller y se adentra en los terrenos del drama, sobre todo al recurrir a una historia de amor que aporta más bien poco a la historia y que provoca que los minutos centrales de la película se hagan un tanto largos, cortando el excelente ritmo que hasta entonces tenía. Por suerte esto no dura demasiado y en el tramo final recupera el gran pulso del comienzo, aunque el cierre tampoco sea lo espectacular que podríamos haber esperado tras ese más que prometedor arranque con el que cuenta el filme. Da la impresión de que el guión no es totalmente redondo, de que está rematado «como con prisa», y eso en un thriller nunca es bueno, aunque por otra parte hay que reconocer que tiene otras virtudes, como la de incluir ciertos toques de humor con total naturalidad y buen tino en un escenario en el que aparentemente no pegarían para nada.

Técnicamente es soberbia, con una estética sobria y poco efectista pero brillante, con unos efectos especiales inmejorables (no pecan por exceso ni por defecto, no se notan y creo que eso es lo ideal, ya que las escenas de acción parecen muy realistas, no «cutres» ni «fantasmadas»), y una banda sonora más que correcta, en la que se entremezclan bien ritmos árabes y andaluces.

El reparto es otro de los aciertos de la película. De Luis Tosar pocos elogios más se pueden decir que no se hayan dicho a estas alturas de su carrera y, aunque en esta ocasión no realice una actuación tan sobrecogedora como en algunas de sus películas anteriores, aporta gran carisma y veracidad a un personaje que tampoco es que sea excesivamente novedoso (hemos visto ya unos cuantos policías de este perfil en el cine o en series). El resto de «veteranos», como Sergi López, Eduard Fernández o Bárbara Lennie (llamarla veterana a sus 30 años es una temeridad, pero es que no es ni mucho menos una novata en esto del cine) cumplen sobradamente con su función de complementar al protagonista, y los jóvenes tampoco lo hacen nada mal, a pesar de que Jesús Castro se limite prácticamente a poner tres poses en toda la película: gesto serio, gesto serio apretando la mandíbula y sonrisilla de ligón. Pero aún así encaja en el perfil de su personaje y no desentona en ningún momento, la verdad. Aunque me quedo con el sevillano Jesús Carroza, al que vimos hace ya nueve años por primera vez en 7 vírgenes y desde entonces acumula un puñado de buenos aunque pequeños papeles en filmes como Celda 211, Grupo 7 o La mula, entre otros, y que en esta ocasión carga con la mayoría de las acertadas dosis humor de la película. Esperemos que poco a poco vaya obteniendo papeles de más relevancia, porque desparpajo y naturalidad ante la cámara tiene de sobra. Por su parte, el veterano actor británico Ian McShane apenas aporta su presencia (no pronuncia ni una sola frase, y siempre se oculta tras un sombrero y unas gafas de sol), así que su participación en la cinta parece más un reclamo publicitario de cara a la distribución internacional de la misma que otra cosa. Una pena no poder disfrutar más de su gran talento, del que tantas muestras dio en esa pedazo de serie que es Deadwood dando vida a un personaje tan memorable como Al Swearengen.

Resumiendo, no estamos ante una película perfecta pero sí ante un entretenimiento de calidad, tanto por su impecable factura técnica como por su gran ritmo y su facilidad para generar tensión en los espectadores. A día de hoy puede que sea lo mejor que he visto de este 2014, lo cual tampoco es gran cosa porque el listón no está demasiado alto, pero si decidís verla en el cine seguro que no os arrepentiréis de haber gastado el dinero de la entrada en ello.

¿Pero cómo puede ser ilegal una cosa tan bonita como esta?

.

11 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.