Brigada de élite

gnsqdpost.

Título original: Gangster Squad
Duración: 1 hr 53 mins
País: Estados Unidos
Año: 2012
Director:Ruben Fleischer
Guión: Will Beall
Reparto:Josh Brolin, Ryan Gosling, Sean Penn, Emma Stone, Robert Patrick, Michael Peña, Anthony Mackie, Giovanni Ribisi, Nick Nolte, Mireille Enos, Sullivan Stapleton, Holt McCallany, Jon Polito, Ambyr Childers, Wade Williams
Género: Cine negro. Thriller. Acción.

Web oficial:  http://gangstersquad.warnerbros.com/

Mi puntuación:    4 / 10
.

.

Trailer subtitulado en español:

El estreno del pasado viernes que más gente arrastrará a los cines probablemente sea este largometraje de gángsters, principalmente por su atractivo reparto, repleto de nombres ilustres y talentosos. Sin embargo, las críticas que ha recibido han sido más bien negativas, y con razón.

Mickey Cohen (interpretado por Sean Penn) es un poderoso y ambicioso gángster que domina Los Ángeles a base de fuerza bruta y contactos en las altas esferas de la ciudad. Para frenar la ola de violencia y miedo que está sembrando por toda la ciudad, el Jefe de la Policía local (Nick Nolte) encomienda al Sargento John O’Mara (Josh Brolin) que forme una pequeña brigada especial de unos cinco o seis hombres (a los que dan vida Ryan Gosling, Robert Patrick, Michael Peña, Anthony Mackie y Giovanni Ribisi) que se encarguen de atacar y destruir los negocios del mafioso, actuando de forma encubierta y al margen de la ley. La historia está basada en hechos reales, aunque muy libremente (Mickey Cohen sí existió, pero de todo lo demás no hay evidencias, aunque si fue una operación secreta como se señala en la película es comprensible que no las haya).

gngsqdbrig

Lo que más llama la atención desde el primer minuto es lo exagerado que resulta todo, desde su violencia hasta sus escenas más dramáticas y sentimentales. A esta exageración se le añaden unos diálogos de cartón piedra, que hacen que todo lo que vemos resulte bastante risible. La duda es si ese tono casi autoparódico está buscado a propósito (algo factible siendo obra del autor de la divertidísima y gamberra Bienvenidos a Zombieland, Ruben Fleischer) o no. Si se trata de un intento de comedia o un acercamiento al cine «mafioso» en clave de humor, tal como puede parecer en sus primeros instantes, aún podríamos decir que es una cinta aceptable porque esa parte resulta relativamente curiosa y tiene algún punto bastante divertido (como los del atraco al casino o el «rescate» del calabozo, por ejemplo).

Pero si el director no tenía esa intención, entonces este largometraje sufre el mayor de los problemas que puede padecer una película: pretender ser seria y no provocar en el espectador más que risas y burlas. Y en efecto, pasado el comienzo del que hablaba antes, parece que la trama busca ser más profunda y grave, pero no lo consigue en absoluto. El despropósito empieza con la búsqueda de los componentes de la brigada especial, que pretende emular a la de Los Intocables de Eliot Ness (la referencia más evidente de esta historia), y que sin embargo casi se parece más a la de Armageddon por lo simple y mal presentada que está. Y a partir de ahí la historia ya no mejora en casi ningún momento, lastrada por un guión repleto de frases tópicas y con una trama predecible y aburrida, que desemboca en un desenlace lamentable (lo comento brevemente en spoiler al final de la entrada).

gnsqdsepenn

Pero no todo es malo en ella, su apartado técnico es muy destacable, por ejemplo. Tanto la ambientación, como el vestuario o la banda sonora son buenas; y además contiene imágenes bastante potentes, lo que sumado a una brillante labor de fotografía hace que la cinta sea visualmente muy llamativa y elegante, en la que predomina el negro de la noche, los trajes y las ametralladoras.

En cuanto a la que a priori parecía ser su principal baza, el reparto, tan solo funciona a medias. Si empezamos por lo malo, la labor de Sean Penn sería la primera a comentar (o criticar, mejor dicho), ya que está tan sobreactuado y gesticulador que hay momentos en los que da auténtica vergüenza ver como un actor de su talento hace tamaño ridículo. Parece que quiere encarnar un nuevo Tony Montana (el mítico protagonista de Scarface al que dio vida Al Pacino con una actuación tan histriónica y exagerada como genia), pero naufraga totalmente en el intento. Aunque la verdad es que ya me temía algo así desde que el vi el trailer de la película. Por su parte, Nick Nolte vuelve a las andadas con otra actuación avinagrada y hace que su gran trabajo en Warrior parezca más fruto de la casualidad que de otra cosa; mientras que Ryan Gosling da un traspies justo cuando parecía estar en el mejor momento de su carrera, con una interpretación sosa y poco apasionada, si bien es cierto que su personaje es muy tópico y no da para más. Josh Brolin está más acertado y convincente ya que su papel tiene más «chicha» (realmente es el protagonista de la historia), y también destaca muy positivamente Emma Stone, que parece ser la que más en serio se tomó a su personaje (a pesar de que también está lleno de clichés) y realiza una actuación que destila clase y encanto a raudales.

gngsqemmst

En fin, que como ya he dicho, no me ha quedado claro si lo que he visto era una especie de comedia o un irreverente homenaje al cine de gangsters, o si realmente la historia iba en serio. Aunque viendo el tono solemne de ciertas escenas casi afirmaría que se trata más bien de lo segundo… con lo cual, la impresión de que Fleischer ha desperdiciado el lujoso reparto y los grandes recursos técnicos que tenía a su disposición es aún mayor. Y eso que a mí las películas gangsteriles me suelen gustar mucho y por eso la esperaba como uno de los grandes estrenos del año…

—¿Quiere sacarme de todo esto y hacer de mí una mujer honrada?
—No, señora. Sólo espero poder llevármela a la cama.

.

SPOILER (el que avisa no es traidor):

Una de las escenas más absurdas de la película (aunque hay momentos aún peores) es el inevitable enfrentamiento final entre Mickey, el malo malísimo al que interpreta Sean Penn, y O’Mara, el noble héroe al que da vida Josh Brolin. En ella vemos como el policía tiene a tiro al mafioso (quien por cierto, fue boxeador en sus tiempos mozos) y en lugar de dispararle tira el arma y se lía a puñetazos con él, aún conociendo su pasado pugilístico. Lo más lógico y sensato, claro que sí… aunque supongo que ya os imaginaréis quién gana la pelea.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.