Grandes actores: Edward Norton

edn122

.

.
Premios y nominaciones destacables:

– Nominado al Oscar al mejor actor principal por American History X (1998).
– Nominado al Oscar al mejor actor de reparto por Las dos caras de la verdad (1996).
– Ganador del Globo de Oro al mejor actor de reparto por Las dos caras de la verdad (1996).
– Nominado al BAFTA al mejor actor de reparto por Las dos caras de la verdad (1996).

.

.

Breve biografía:

Nació el 18 de agosto de 1969 en Baltimore (Maryland, EEUU) y su nombre completo es Edward Harrison Norton. Hijo de una profesora y un reputado abogado, es el mayor de tres hermanos.
Ya desde pequeño sintió curiosidad por el mundo de la interpretación y empezó a asistir a clases de teatro después del colegio. Más tarde pasó por varias escuelas y compañías teatrales de Nueva York, entre ellas la Signature Theater Company, aunque nunca dejó los estudios de lado y se graduó en Historia por la Universidad de Yale (en la que coincidió con otros dos populares actores: Ron Livingston y Paul Giamatti).
También es conocido su interés por el ecologismo y es un gran defensor de las energías renovables. Actualmente colabora asimismo con otras causas sociales, como la lucha por la mejora del nivel de vida de colectivos afectados por la pobreza, actividad que no duda en promocionar constantemente en su perfil oficial de Twitter.

Carrera cinematográfica:

En cuanto al cine, su gran oportunidad le llegó en 1996 con Las dos caras de la verdad (Primal fear en su versión orginal, título mucho mejor en mi opinión). Para obtener el papel, en la entrevista que mantuvo con el director Gregory Hoblit utilizó todo el tiempo un acento de Kentucky, intentando así convencerle de que él era el actor idóneo para dicho papel al proceder del mismo sitio que el personaje al que tenía que interpretar. El propio Norton reconoció más tarde que todo era fingido.
Antes incluso de que dicha película se estrenara, las grabaciones de sus pruebas causaron sensación en Hollywood, y pronto le ofrecieron papeles en Todos dicen I love you, de Woody Allen, y en El escándalo de Larry Flynt. Cuando ambas cintas vieron la luz confirmaron a Edward como una nueva estrella. De hecho, por su papel de debut ganó el Globo de Oro al mejor actor de reparto y también fue nominado al Oscar en esa misma categoría.
Solo dos años más tarde, en 1998, sería nominado al Oscar al mejor actor principal por su interpretación del neonazi Derek Vinyard en American History X (premio que finalmente fue para Roberto Benigni por La vida es bella). Como curiosidad sobre esta película, hay que comentar que Edward presionó a los productores para que en el montaje final su personaje tuviese todo el protagonismo, cuando en principio el personaje principal iba a ser el hermano menor (interpretado por Eddie Furlong). De hechó se dice que el propio Norton participó en el proceso final de la edición de la película, por lo cual el director Tony Kaye quiso aparecer en los créditos con otro nombre para mostrar su desacuerdo (cosa que al final no sucedió).
A partir de ese año adquirió gran caché y dejó de ser un actor relativamente desconocido para pasar a ser uno de los más demandados.
Desde entonces, además de actuar, ha producido varias películas e incluso ha dirigido una de ellas, Más que amigos.

_________________

En mi opinión se trata del actor con más talento de su generación, y sin embargo, su carrera no está siendo todo lo brillante que podría haber sido. Hace años que no nos regala papeles tan inolvidables como los que hiciera en sus inicios, ya que últimamente está optando por personajes más bien secundarios (The Italian Job, Moonrise Kingdom), o participando en películas pequeñas (Leaves of grass, En el valle) o demasiado comerciales (El increíble Hulk, El legado de Bourne) como para explotar su capacidad interpretativa al máximo. Para mi tocó fondo en Stone, en la que estaba realmente horroroso y tremendamente sobreactuactuado (dolorosa película esta, por el hecho de verle a él y a otro de los más grandes, Robert De Niro, haciendo poco menos que el ridículo). Es una pena, pero me parece muy difícil que logre encauzar su carrera. Aunque ojalá esté equivocado. Por el momento no tiene ningún proyecto programado para los meses siguientes, lo cual no es una noticia muy esperanzadora que digamos.

Ficha en IMDb
Twitter oficial

CINCO PAPELES INOLVIDABLES:

.
.
Derek Vinyard (American History X, 1998)

A día de hoy, sigo pensando que esta es un de las mejores actuaciones que he visto en una película (si no la mejor), y eso que ya han pasado años desde que la vi. Edward da una lección magistral en una interpretación llena de matices, en la que es capaz de mostrarse duro, frío y violento, pero también sensible y vulnerable, y siempre con una asombrosa naturalidad. Además consigue que su personaje (Derek) se gane las simpatías del espectador, pese a ser un neonazi que ha asesinado a sangre fría. Una poderosa actuación y un trabajo memorable.

.

.

Aaron (Las dos caras de la verdad, 1996)
Sorprendente actuación con la que debutó en el cine, en la que logra cambiar de registro con  pasmosa facilidad (y no explico más para no destripar nada, por si alguien no la ha visto), llegando a provocar escalofríos en algunos momentos y hacer que sintamos pena por él en otros. Y se “merienda” a Richard Gere cada vez que ambos salen juntos en pantalla, demostrando muchísima más fuerza interpretativa e incluso mayor carisma que él.

.

.
.
El narrador (El club de la lucha, 1999)

O cómo representar a un personaje que está tocando fondo. Un tipo exprimido al máximo por el estilo de vida que marca (o impone) la sociedad actual, desengañado, insomne e incluso paranoico, que solo encuentra refugio acudiendo a charlas y reuniones de enfermos de cáncer u otras enfermedades. Y Edward lo clava una vez más, en esta ocasión al lado de un no menos genial Brad Pitt y bajo la eficaz batuta de David Fincher.

.

.
.
Monty Brogan (La última noche, 2002)

Norton interpreta a un traficante condenado a 7 años de prisión. La película, de Spike Lee, narra el día anterior al de su ingreso en la cárcel, mostrándonos todos los miedos e inseguridades de ese hombre que sabe que ha echado a perder todo lo que tenía. Para el recuerdo la escena en la que descarga su frustración frente a un espejo, un monólogo de cinco minutos que comienza y termina en un «Fuck!» que refleja perfectamente su rabia.

.

.

Les Murphy, “Gusano” (Rounders, 1998)
Este jugador de póker caradura y tramposo seguramente sea el papel menos conocido de los que he puesto, pero no por ello deja de ser un auténtico placer ver la soltura con la que lo interpreta el actor, capaz de lograr que todo lo que hace parezca sencillo. Y eso es algo que tiene un mérito tremendo.

.
.

4 espectadores han dejado su opinión

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.